Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para los empresarios, EE.UU. caminará hacia la moderación sin hacer grandes cambios

Consideran que el mandatario no podrá echar por tierra los acuerdos comerciales que rigen desde hace tiempo. Un mayor proteccionismo podría tener algún impacto

Los empresarios, tranquilos con el nuevo gobierno de EE.UU.

Los empresarios, tranquilos con el nuevo gobierno de EE.UU.

El triunfo de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos fue recibido con mucha cautela por los empresarios. Muchos lo anticiparon y otros se mostraron sorprendidos, pero la mayoría coincidió en que no será en el poder lo que mostró durante la larga campaña.

El discurso hiper proteccionista y en contra de los tratados de libre comercio generan temor en algunos sectores -especialmente cuando desde el gobierno de Mauricio Macri se está impulsando lo contrario-, pero el establishment cree que, ya en el Gobierno, Trump será más moderado. En gran parte, porque las instituciones juegan un rol fundamental en ese país y muchas de las políticas deben pasar por el Congreso, donde si bien hay predominancia republicana, el elegido jefe de Estado no tiene el total apoyo de su partido.

"Su primer discurso fue razonable, pero tenemos que esperar. Es muy temprano para opinar. Lo que sí me preocupa es que haya en el mundo un grupo de gente que no quiera innovar y busque volver al pasado", enfatizó el presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi, uno de los empresarios que más abiertamente se ha manifestado a favor del libre comercio de su sector.

El presidente de la UIA, Adrián Kaufmann, reveló que el resultado electoral en los EE.UU. no le sorprendió, ya que percibió durante recientes viajes a ese país que Trump le decía a los norteamericanos lo que querían escuchar y les prometía devolverles el trabajo. Especialmente los habitantes del interior del país, que trabajaban en el sector industrial y que durante los últimos años debieron relegar sus tareas ante el avance de los productos chinos. Sobre el eventual impacto en la Argentina, el directivo prefirió esperar para ver realmente las acciones que tome el tan temido Trump.

Desde la Cámara de Exportadores (CERA), uno de los sectores que se verían más afectados si el elegido presidente cerrara las fronteras, afirmaron que Trump podría aplicar varias de las promesas de campaña. El flamante mandatario habló de romper con los acuerdos existentes firmados por EE.UU; renegociar el Nafta e imponer aranceles del 35% y 45% a las importaciones provenientes de México y China, recordó la cámara en un comunicado, que además agregó que "como frutilla del postre, dijo que EE.UU. podría salir del Sistema Multilateral de Comercio regulado por la OMC".

Según la entidad que preside Enrique Mantilla, "el poder constitucional otorgado al presidente sobre los asuntos extranjeros y el gran número de leyes aprobadas por el Congreso que lo autorizan a imponer aranceles o cuotas de importaciones y regular el comercio exterior" hacen que sea factible que Trump pueda cumplir con sus amenazas.

Por su parte, el industrial y diputado José Ignacio de Mendiguren señaló que "hay que dejar decantar la noticia y analizar luego los efectos", pero "seguramente habrá impacto en la relación política, que venía mejorando sensiblemente, y en el triángulo con China debido a que lo que EE.UU. no le compre lo va a volcar a otros mercados".

"Es interesante analizar que está habiendo un replanteo de la economía mundial, y que ante la caída de los mercados globales y el efecto China, el mundo protege sus mercados. La gente pide proteccionismo y eso es lo que se vio", aseguró De Mendiguren, quien viajó a Washington como veedor internacional de los comicios.

A su vez, Martín Berardi, director general de Ternium Siderar, consideró que el triunfo de Trump tendrá poco impacto en la Argentina y que el electo Presidente va a caminar hacia la moderación. "Los mercados reaccionaron mal, pero aún es temprano. De todas formas, es complejo volver atrás con acuerdos comerciales que rigen desde hace mucho tiempo. En EE.UU. los cambios son matices", afirmó el empresario del grupo Techint.

También agregó que "el sistema americano está controlado" y que no avizora grandes cambios.
También se refirió al tema el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, quien coincidió en que "no hay que adelantarse a los hechos, que la Argentina y los EE.UU. tienen una larga relación política y económica, con muchas cosas ya en marcha y hay que ver cómo se retoman una vez que asuman las autoridades".