Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para las pymes industriales, el tipo de cambio está 10% atrasado

Una encuesta reveló que autopartes es el sector que reclama un dólar más alto ($ 18,57). En la otra punta se ubica el rubro vidrio, cerámica y minerales no metálicos ($ 16,11)

Para las pymes industriales, el tipo de cambio está 10% atrasado

Que el tipo de cambio está atrasado no es novedad para los empresarios. El dólar nominal planchado y una inflación que este año alcanzará el 40% requiere un ajuste, que para el promedio de pymes industriales debe ser del 10%, según una encuesta realizada por la Fundación Observatorio Pyme (FOP). El valor óptimo para que las compañías puedan desarrollar bien su negocio debería rozar los $ 17, frente a los $ 15,40 actuales.

Los valores demandados varían en función de cada actividad y de la situación por la que atraviesa cada empresa. Por ejemplo, los sectores más afectados por las caídas en las ventas y/o las amenazas de las importaciones requieren un tipo de cambio más alto que aquellos rubros y compañías mejor posicionados.

Según el informe, el sector de autopartes es el que pide un dólar más elevado ($ 18,57), mientras que en la otra punta se ubican los productores de vidrio, cerámica y minerales no metálicos ($ 16,11). Cerca del promedio se encuentran los textiles, prendas de vestir y calzado ($ 16,95); maquinaria y equipo ($ 16,83) y sustancias y productos químicos ($ 16,62). Entre los dos extremos, las diferencias ascienden al 15%.

Todos los valores fueron actualizados por inflación por el equipo de economistas de la FOP, ya que la encuesta fue realizada en julio, y en ese momento el promedio de las empresas reclamaba un tipo de cambio de $ 15,92. Pero pasaron tres meses y se ajustó con un 2% mensual, lo que dio como resultado el $ 16,89 citado.

"El resultado muestra que las pymes industriales necesitan un nivel de tipo de cambio nominal sólo 10% superior al vigente actualmente, a pesar de la presunción que algunas veces se revela de que las pymes necesitan un dólar muy elevado para poder competir", dice el informe. El director de la fundación, Vicente Donato, afirmó que "estas empresas también importan y si tenés un tipo de cambio demasiado alto impacta en el costo".

Las diferencias más importantes en cuanto al nivel de tipo de cambio requerido aparecen cuando se indaga sobre la relación entre el dólar demandado y los principales problemas de las empresas. Por ejemplo, las que sufren una caída en sus ventas requieren un tipo de cambio de $ 17 (caucho y plástico, autopartes, papel, madera y vidrio), mientras que las que no atraviesan ese problema piden un dólar de $ 16,35, es decir, una diferencia de casi 4 puntos. A su vez, las pymes que sufren un desplazamiento del mercado interno por las importaciones reclaman un tipo de cambio de $ 18 (textiles y autopartes), un 9% superior al requerido por las empresas que no padecen esta amenaza.

También el nivel de tipo de cambio demandado está altamente correlacionado con las expectativas de las empresas: aquellas que esperan un empeoramiento de la situación (menores ventas, caída de exportaciones, reducción de rentabilidad y merma en la ocupación) reclaman un dólar más alto, agrega el informe.

De todos modos, lo que las empresas pueden ganar de competitividad con un alza del tipo de cambio es una ganancia de corto plazo. Los cambios genuinos –sostiene el documento– son generados por "drivers que se vinculan a la infraestructura (logística, en especial), acceso al financiamiento produc tivo en condiciones convenientes (tasas de interés y plazos); formación de recursos humanos; modernización tecnológica, entre otros aspectos".