Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Para la UIA, la caída de la industria en octubre fue del 8,2%

La industria continúa en picada y aumenta la preocupación empresaria

La industria continúa en picada y aumenta la preocupación empresaria

Por encima de las cifras informadas por la consultora FIEL y las del propio Estimador Mensual Industrial (EMI) del Indec, la UIA informó que la actividad manufacturera cayó en octubre 8,2% interanual y 1,6% respecto de septiembre, por lo que ni siquiera la medición desestacionalizada marca un cambio de tendencia que permita avizorar un 2017 con una rápida recuperación.

De todas maneras, la entidad remarcó que en noviembre hubo algunos indicios de recuperación de la actividad fabril, como por ejemplo el aumento de la producción de autos (3,3% interanual y 24,1% respecto de octubre) y los despachos de cemento portland, que aumentaron 2,1% versus 2015 y 9% en comparación con el mes anterior.

Con el número dado a conocer ayer, la industria acumula una baja del 5,4% frente al mismo período del año pasado. Para el organismo oficial, la caída de octubre fue de 8% y para FIEL, de 7,2%.
De acuerdo con el informe de la central fabril, la baja fue liderada por el sector de minerales no metálicos, que se derrumbó 19,1% producto de la contracción de la construcción.

También presentaron disminuciones significativas los rubros automotriz (-16,4%) por las menores exportaciones de vehículos, principalmente a Brasil; metales básicos (-17,1%) por la caída del acero; metalmecánica (-12%); textil; edición e impresión (-8%); y alimentos y bebidas (-1,6%) por la caída en la molienda de soja y girasol. El bloque de sustancias y productos químicos también disminuyó (1,9%), tras haber crecido tres meses consecutivos en términos interanuales.

Si se considera el período enero-octubre, los sectores que registraron bajas superiores al 10% fueron el de metales básicos (-15,7%); el automotriz (-14,2%) y el de minerales no metálicos (-13,9%). En el primer caso, la contracción fue impulsada por la menor producción de acero, que en octubre cayó 19,6% interanual. Y esta merma se explica por la menor demanda de los sectores que utilizan el acero como insumo clave para la fabricación y el complejo contexto internacional con un exceso de oferta global.

En el caso automotriz, la baja se debe a las menores ventas a Brasil, la caída en las ventas de vehículos nacionales y la suba de las importaciones. Y lo que ocurrió en el rubro de minerales no metálicos fue la contracción del sector de la construcción. De esta manera, el bloque presentó una dinámica opuesta a la exhibida en 2015, cuando lideró en términos de crecimiento.

Pese a la reactivación que comenzó a percibirse en algunos sectores en noviembre, la gran mayoría de los industriales sigue con el ánimo por el piso. El mercado interno continúa sin reactivarse y la producción acumula caídas de entre 15% y 20%. Para 2017, esperan una reactivación, pero lenta y más hacia mediados de año.