Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para la UCA, el kirchnerismo dejó 10 millones de argentinos con problemas de empleo

Es porque carecen de trabajo o se desempeñan “en negro”, asegura un estudio, que tomó el período 2010-2015. “La economía está estancada en materia de inversión y crecimiento desde hace cinco años”, sostiene el informe.

Para la UCA, el kirchnerismo dejó 10 millones de argentinos con problemas de empleo

Para la Universidad Católica Argentina (UCA), a fines de 2015, 10 millones de personas tenían problemas de empelo en Argentina porque carecían de trabajo o desarrollaron su tarea “en negro”.

Además, el informe de la UCA – denominado Estructura Social del Trabajo y Calidad de  las Inserciones Laborales en la Argentina entre 2010 y 2015 – señala que “la economía está estancada en materia de inversión y crecimiento desde hace cinco años, sin creación de nuevos buenos  empleos, mientras se mantiene sometida a un ‘desgastante proceso  inflacionario‘, un generalizado desorden macroeconómico y un insostenible déficit fiscal”. 

No obstante, el estudio sostiene que la situación actual es “diferente” a la del período estudiado porque “esta nueva etapa está signada tanto por expectativas positivas, como temores y preocupaciones”.

En ese sentido, para la UCA, eso ocurre en el marco de un conjunto de medidas que “enfrentan el desafío de ordenar los desajustes macroeconómicos” de la última época del kirchnerismo, así como también apuntan a “crear las bases para un nuevo modelo de desarrollo de más largo aliento”.

Datos duros

Según el informe, “a fines de 2015, solo 43% de los activos poseían un trabajo asalariado o no asalariado con calidad plena de derechos laborales (8,3 millones de trabajadores), 31,9% poseían un empleo precario (6,2 millones), 15,6% realizaban actividades de escasa remuneración, alta inestabilidad o eran beneficiarios de políticas de empleo (3 millones) y 9,4% se encontraban desocupados (1,8 millones). En total, más de 10 millones de personas sufrían problemas de empleo”.

Desde 2010, ocho de cada diez trabajadores ocupados consideran que si dejan o pierden su trabajo no conseguirán fácilmente uno mejor o similar al que poseen. Ese porcentaje se incrementó entre 2010 y 2015, de 81,2% a 84,5%.

A finales de 2015, el 59,5% de los hogares poseía un jefe con empleo pleno, jubilado o con rentas holgadas, mientras que el  20,8% de los hogares percibía algún plan de ayuda familiar y el  19,5% no poseía ninguna cobertura social o dicha cobertura era deficiente.

 

Fuente: Agencias