Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para la Cámara de Comercio, el proyecto de emergencia laboral es “inoportuno e ineficaz”

Para la Cámara de Comercio, el proyecto de emergencia laboral es “inoportuno e ineficaz”

La Cámara de Comercio (CAC) se sumó a las críticas que vienen recibiendo desde el ámbito empresario los proyectos de ley de “emergencia laboral” que apuntan a prohibir los despidos o, más exactamente, a encarecerlos fijando una doble indemnización por un tiempo determinado.

A través de un comunicado, la CAC tildó a la iniciativa (un proyecto avanza en Diputados; otro, en el Senado) como algo “inoportuno y falto de fundamento”. “Si bien existe una emergencia económica, en modo alguno se ha extendido al ámbito laboral de tal modo que justifique modificar los institutos existentes”, sostuvo la cámara.

El texto que obtuvo dictamen de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado busca suspender por 180 días los despidos o suspensiones “tanto en el ámbito público como el privado”. El de Diputados, declara la emergencia ocupacional, prohíbe los despidos en el sector público y privado hasta fines de 2017, establece la renovación automática de los contratos con vencimientos y ordena reincorporar a los despedidos desde marzo; a quienes sean cesanteados, manda resarcirlos con la doble indemnización.

 “Si bien los problemas económicos generalmente se proyectan con consecuencias negativas en materia de empleo, no serán precisamente las inoportunas medidas de prohibición de despidos las que contribuirán a solucionar las dificultades, sino que, por el contrario, agravarán las mismas”, advirtió la CAC.

Y agrega: “Aun cuando se reactive firmemente la economía, en virtud del ingreso de un flujo de inversiones, si existe una prohibición para el empleador de despedir difícilmente lo alentará a incorporar personal aun cuando por las razones antes mencionadas se torne necesario hacerlo”.