Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para empresarios del sector los precios dependen de la calidad y no tiene margen para bajar

Williams, de la Asociación de Propietarios de Carnicerías porteñas, desmintió los números del ministro Bruyaile y dijo que el precio actual es por calidad

El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, criticó ayer al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, al considerar que su razonamiento sobre los valores cárnicos "están muy lejos de la realidad" cuando se refiere a los precios que ofrecen frigoríficos y el comercio minorista.
"Me llama la atención que un secretario de agricultura y ganadería (por el ministro de Agroindustria) no esté informado de lo que es una media res, trabajada en una carnicería", expresó Williams.
El dirigente empresario salió al cruce de las estimaciones del ministro Buryaile sobre los márgenes de rentabilidad que obtienen las carnicerías, que según el funcionario contarían un valor promedio de $ 65 en "la salida de fábrica".
Según Williams, "una persona que dice eso está muy lejos de la realidad" y señaló que la movilidad que ofrecen los precios cárnicos "no se arregla de manera individual: hay varios operadores en la carne. Hay problemas en la cadena (de producción, faena y comercialización) y el carnicero es el último eslabón y el que menos influye en esto" en materia de precio, enfatizó.
Consultado por radio La Red sobre la afirmación de Buryaile respecto a que el asado debería exhibir un valor promedio de $ 90 por kilo, Williams manifestó: "El kilo de asado de vaca está entre $ 40 y $ 45; el de novillo pesado, de $ 80 a $ 90; y el de carne chica, un animal de feedlot, está entre $ 100 o $ 110 pesos: la carne no es toda igual, depende de cada categoría".
"Los carniceros, por cada 100 kilos comprados, tenemos 80 de carne, y el 25% lo perdemos en grasa y desperdicios. Cuando se hace el promedio, con 24 cortes, se llega a eso", explicó el directivo de la asociación de carniceros porteños.
Williams reseñó que el animal de feedlot o terminado de engordar a corral, cuenta con un valor de kilo vivo de $ 24 a $ 26, para animales de entre 350 a 400 kilos, y reconoció que estos establecimientos ganaderos "no han podido completar la ocupación porque este tipo de hacienda estaba muy caro, y no le hacían dinero".
"Hay carnes más baratas pero muy gorda y el carnicero no la quiere. En el conurbano bonaerense, la carne grande, de 400 kilos, se consigue a $ 75 a $ 80, pero el asado tiene dos o tres dedos de grasa arriba, y si quiere un ternero chico, sin grasa, tiene que pagarlo a $ 100 a $ 110", dijo.
"Haga los costos y va a ver que le da los precios que están en la carnicería", señaló.