Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Para el inversor español, lo de Repsol es un amargo recuerdo"

En el marco de la visita de Macri, Ambrogi resalta la confianza y expectativa que genera la numerosa presencia de empresarios argentinos. Y adelanta que quedaron atrás las diferencias

por  BERNARDO VAZQUEZ

Enviado especial
2

–¿Qué expectativas le genera la visita del Presidente a España?
–Muy positivas, realmente. La primera respuesta es la gran afluencia del empresariado argentino, que aprovecha este viaje del Presidente para concretar negocios con sus pares españoles, formalizando entrevistas para desarrollar proyectos que después podrán concretarse o no. Habrá casi 400 rondas de negocios, lo que evidencia una confianza hacia el empresariado nacional.

–¿Cree que el cambio de Gobierno ha motivado una reapertura bilateral con España?
–Estamos hablando de esquemas económicos muy distintos entre un Gobierno y otro. Ahora se enfatiza sobre la posibilidad de potenciar las exportaciones, se trabaja con estructuras de costos, y eso hace posible que el producto argentino empiece a ser competitivo en el exterior.

–¿Qué tipo de inversiones necesita Argentina que lleguen desde España?
–Argentina tiene una gran necesidad de inversión. Hay muchas empresas españolas radicadas en nuestro país, que ya son parte del sistema y para no perder mercado y seguir a la vanguardia se perfeccionan tecnológicamente. Pero principalmente Argentina necesita hoy inversión en infraestructura y energías renovables, Creo que cuando el Gobierno saque todas las licitaciones de infraestructura vamos a tener una sorpresa como la que tuvimos cuando salieron las licitaciones por renovables, que mostró a España como segundo inversor en el país.

–¿Ha vuelto a confiar en Argentina el empresariado español después de la estatización de YPF-Repsol en 2012?
–Me atrevo a decir que lo que pasó con Repsol es un muy amargo recuerdo, pero ya no tiene incidencia para el inversor español que apuesta en Argentina. Estamos en un contexto atractivo, con la posibilidad de cerrar un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea y la chance de configurar un vínculo comercial con la Alianza del Pacífico.

–¿Cómo hace Argentina para mostrar seguridad jurídica?
–En primer lugar, tenemos firmado con España un acuerdo de protección recíproca de inversiones. Es un tema que excede a un país. En Estados Unidos, por ejemplo, que es la primera potencia del mundo, se puede dudar sobre el grado de seguridad jurídica que ofrece una empresa nacional que invierte en México luego del cambio de Gobierno.

–¿Cree que este viaje puede servir para potenciar negocios en la industria automotriz o en el sector de turismo?
–El Gobierno llega con expectativas de lograr inversiones en el rubro automotriz. Nosotros nos preocupamos sobre todo por el tema turismo. Argentina es un país maravilloso, pero necesita infraestructura de todo tipo: hotelera, aeropuertos, autopistas. Son planes que está lanzando el Gobierno y que, creo, derivará en mucha inversión interesante española.