Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Para el Gobierno "no hay una situación generalizada" de deterioro del empleo

Triaca afirmó que los problemas del mercado laboral se concentran en la construcción y la industria. Y dijo que los nuevos datos buscan transparentar lo que la gestión K ocultaba

El presidente Macri reunió ayer a su gabinete antes de la difusión de los datos de la desocupación

El presidente Macri reunió ayer a su gabinete antes de la difusión de los datos de la desocupación

El Gobierno rechazó ayer que el incremento de la desocupación medido por el Indec en el segundo trimestre advierta sobre una escenario generalizado de pérdida de puestos de trabajo y ratificó su expectativa de una recuperación del empleo en el segundo semestre por efecto de la reactivación de a obra pública, la desaceleración de la inflación y la previsión de un aumento del consumo por mayores ingresos de jubilados y trabajadores.

"No es una situación generalizada (la caída del empleo), sino en algunos sectores. No están todos mal", aseguró el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien remarcó que las mayores dificultades en el mercado laboral se registran en la construcción, debido al estancamiento de la obra pública durante el primer semestre del año, y la industria manufacturera a raíz del influjo de la crisis en Brasil.

En esa línea, durante un diálogo con este diario, Triaca subrayó que la última estimación oficial en base a los datos del Sistema Integrado Previsional (SIPA) de mayo detectó la pérdida de alrededor de 50 mil empleos en el sector privado formal (en la comparación con mayo de 2015), de los cuales –según insistió– el 80% corresponden a puestos de trabajo en la industria de la construcción.

Las autoridades del Indec difundieron ayer los datos del desempleo por primera vez desde que Mauricio Macri asumió la Presidencia. El informe del organismo indicó que la desocupación se ubicó en el 9,3% en el trimestre abril-junio, la cifra más alta desde marzo de 2007, y que afecta a 1.165.000 personas. Eso significó un incremento en 456 mil desocupados respecto al último informe difundido por el kirchnerismo correspondiente al tercer trimestre de 2015, en el cual la tasa de desempleo alcanzó el 5,9%.

Al respecto, Triaca señaló que la medición difundida por el organismo estadístico buscó "poner en la realidad algo que estaba oculto" y remarcó que otros informes privados y hasta una estimación de la cartera laboral realizada durante la gestión del ex ministro Carlos Tomada "daban un dato similar" al anunciado ayer. "Esto va en línea de decirle la verdad a los argentinos. De transparentar algo que no querían informar", remarcó el funcionario al cuestionar a la administración kirchnerista.

Además, el ministro evaluó algunas conclusiones del informe sobre la evolución del mercado laboral y reiteró la preocupación de Gobierno sobre los niveles de desocupación entre los jóvenes de entre 18 y 29 años, que alcanzó el 18,9%. Adelantó, en ese sentido, que el Ejecutivo multiplicará las gestiones en el Congreso para acelerar el tratamiento del proyecto de ley de Primer Empleo. La iniciativa, que apunta a fomentar la incorporación de los jóvenes al mercado laboral mediante una serie de incentivos para las empresas que contraten personal de entre 18 y 24 años, es resistida por los bloques del FPV y el PJ y por los gremios de la CGT.

Expectativa positiva

Pese al deterioro del empleo en los últimos meses, Triaca se mostró confiado en una recuperación del mercado laboral en el segundo semestre. Mencionó, al respecto, el impacto de la reactivación de la obra pública y una mejora del consumo que, en su opinión, se verificará a partir del pago del segundo tramo de los acuerdos salariales y del reajuste de las jubilaciones en el marco de a ley de reparación histórica. También el funcionario evaluó que tendrá un "influjo" positivo en el empleo la contracción de la inflación a partir de agosto.

Por otra parte, el ministro anticipó que recibirá próximamente a la flamante conducción de la CGT unificada para avanzar en una agenda de diálogo que incluirá como de sus aspectos centrales la situación del mercado laboral.