U$D

JUEVES 21/03/2019

Para el Gobierno, mejoró la recaudación pero no aumentaron los impuestos

Dujovne había reconocido el aumento de la presión fiscal pero defendió los cronogramas de reducciones de tributos que están en vigencia

Para el Gobierno, mejoró la recaudación pero no aumentaron los impuestos

El Gobierno de Mauricio Macri reconoce que la reinstauración de los derechos de exportación para alcanzar el equilibrio primario este año hará que la presión impositiva se acerque al récord que dejó la gestión de Cristina Kirchner, en 2015, a pesar de la Reforma Tributaria que impulsó desde el año pasado.

"Es cierto, en 2019 la presión impositiva en la Argentina va a volver a niveles similares a los de 2015", reconoció el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, al presentar el resultado fiscal de 2018. "Pero en cada uno de los tributos, la carga impositiva es menor que en 2015", agregó.

El ministro distinguió entre la carga impositiva -los compromisos legales de los contribuyentes determinados por cada uno de los impuestos- y la presión tributaria -la recaudación en términos del PBI-.

Y defendió el reestablecimiento de los derechos de exportación para alcanzar el equilibrio primario, que definió como "la política prioritaria". Dijo que "aún así, la alícuota promedio de los derechos de exportación es inferior a lo que regía en diciembre de 2015. Es transitoria y se va licuando en el tiempo en la medida que evoluciona el tipo de cambio".

Para la oposición, es parte de un modelo de ajuste y no de desarrollo.

"El resultado de cuatro años de período presidencial va a terminar dando la presión tributaria que se tenía al final del período presidencial anterior. En vez de solucionar un tema en el que se coincide y bajar impuestos en la Argentina, sigue en aumento: muchos impuestos que pegan en el aparato productivo y sectores medios y bajos de la sociedad", dijo Marco Lavagna, diputado nacional del Frente Renovador.

Para Dujovne, "es indudable que la carga impositiva es inferior a la que teníamos, por más que la presión impositiva esté en niveles similares a los que teníamos hace un tiempo, pero eso tiene que ver con las mejoras en la administración en la lucha contra la evasión y la incorporación de pagos digitales que dificultan la evasión en argentina".

Para Lavagna, "el problema es que el Gobierno se puso como objetivo un ajuste fiscal muy fuerte. Y teniendo un gasto estructural tan difícil de bajar, la forma que encontró fue subir impuestos". Concedió que hizo un recorte grande en el gasto. "Pero no sólo reimpuso las retenciones que había bajado, sino que puso retenciones a sectores que antes no tenían, como los servicios. Va en contra del objetivo de exportar más y más valor agregado", dijo.

"Si no se empieza a hacer una expansión de la economía y se sigue siempre cazando en el zoo, la presión tributaria es difícil que baje", previó Lavagna. "No estoy en contra del equilibrio. Hay que sentarse con el FMI para buscar alternativas para generar un esquema más de desarrollo y no de ajuste".

Dujovne detalló que la carga del IVA es menor, pese a que se recauda 0,5% más del PBI, por rebajas de alícuotas en la cadena aviar y porcina y el diferimiento de pago de 90 días para las pymes.

En Ganancias, recordó que las empresas ahora pagan 30% en vez de 35% y que para las personas se subió el mínimo no imponible en 2016. "La carga impositiva es menor que en 2015 y supera el eventual aumento para algunos contribuyentes por la renta financiera", dijo.

En Bienes Personales, admitió que se subió la alícuota, pero con una base imponible más alta que en 2015.

Recordó que los primeros $ 7000 de sueldo no pagan contribuciones patronales ("Se está recaudando algo más en términos del Producto porque luchamos contra la evasión", dijo). Y que en Ingresos Brutos, existe un cronograma de rebaja de alícuotas.