Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para el Gobierno, la actividad económica creció 1,7% en marzo

El oficialismo difundió un cuadro con datos alentadores de marzo y abril en casi todos los sectores productivos. Para Hacienda, estos números indican cómo será el resto del año

Para el Gobierno, la actividad económica creció 1,7% en marzo

El Ministerio de Hacienda de la Nación ya calcula que la actividad económica creció un 1,7% en marzo respecto al mes anterior en términos desestacionalizados, según un cuadro que difundió con una serie de datos de brotes verdes en casi todos los sectores. La cifra es una estimación, ya que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) recién la publicará oficialmente el martes 23.

Para el Gobierno, en el tercer mes de 2017 hubo subas en actividad y empleo, consumo, industria, construcción, los sectores del agro e inmuebles y el comercio exterior, con una leve caída del crédito.
De acuerdo a las estimaciones, las ventas en supermercados y shoppings habrían aumentado un 1,6% y 1,5% intermensual, respectivamente, en marzo.

Hacienda cree que abril fue un buen mes para la industria, luego de un marzo con aumento de 1,9% en relación a febrero. También celebra que la obra pública ya arrancó y que el sector privado también mueve la construcción, que el sector agropecuario sigue respondiendo a los incentivos de la baja de retenciones, que suben las importaciones y las exportaciones y que la actividad inmobiliaria ya salió de su letargo.

El compilado de números los manejaba el oficialismo hasta ahora en silencio, mientras el debate económico discurre entre la inflación, la tasa de interés y la política fiscal, y se corrió por unos días el foco de la actividad económica en sí.

Así, el Gobierno exhibe una razón para brindar. Los números corroboran la frase que pronunció cuando comenzó este mes el ministro Nicolás Dujovne de que "los brotes verdes se siguen robusteciendo y hoy es un pequeño bosque".

El jefe de asesores del ministerio, Guido Sandleris, evaluó ante El Cronista la importancia de las cifras difundidas. "Marzo es un mes clave para saber cómo va a ser el resto del año y fue muy bueno. Los primeros indicadores de abril también son alentadores, con una recaudación de IVA que creció al 10,5% en términos reales con respecto al mes anterior", analizó.

El funcionario también consideró que se cambió la lógica pos-2011, con un año de recesión y otro de repunte impulsado por el consumo. Es que los brotes más verdes se vieron en marzo en la construcción y el agro, con el público todavía reacio a comprar. "A diferencia de los años anteriores, el inicio de la recuperación no es artificial: está empezando por el lado de las inversiones en estos dos sectores y en energía y las exportaciones. Va a ser un buen año, pero el consumo va a crecer -especialmente en el segundo y tercer trimestre, una vez que se sientan las mejoras salariales por las paritarias- en torno a lo que aumente el producto", afirmó Sandleris.

Por otra parte, para él, "los privados van a tener que corregir hacia arriba sus estimaciones de crecimiento cuando vean todos estos datos. La actividad va a pegar un salto que será de al menos 3% y puede ser un poco más". Atento a las dudas que plantearon los economistas sobre la posibilidad de un ajuste fiscal severo después de octubre, el jefe de asesores de Hacienda garantizó que la política económica "no va a cambiar después de las elecciones, ya somos muy claros con las metas fiscales".

Pese a la algarabía, los datos de abril que recibió hasta ahora el Gobierno distan de ser para tirar manteca al techo, excepto el de la recaudación de IVA. Por caso, los despachos de cemento portland (insumo para la construcción) bajaron 8,2% y los préstamos del Banco Central apenas subieron 1,1%.