Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para el Gobierno "fue una frustración muy fuerte" el rechazo a la reforma política

Lo dijo el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del ministerio del Interior, Adrián Pérez. "Tenían que haber ido a votar y no obturar la discusión", opinó sobre el justicialismo.

El secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del ministerio del Interior, Adrián Pérez, dijo hoy que "fue una frustración muy fuerte" que el justicialismo se oponga al proyecto de ley de reforma política impulsada por el gobierno y manifestó que "tenían que haber ido a votar y no obturar la discusión".

"El proyecto tendía a la transparencia, mayor agilidad al proceso electoral y hacíamos más equitativa la competencia electoral", expresó el funcionario en diálogo con radio Del Plata respecto del proyecto aprobado por la Cámara de Diputados que se encuentra en el Senado.

Pérez sostuvo que "había un consenso importante en la política" sobre la iniciativa impulsada por el gobierno. "De repente apareció esta posición de no tratar más el tema a raíz de una reunión del bloque del Partido Justicialista con gobernadores, donde algunos gobernadores se pusieron muy firmes de que no hay que cambiar nada", dijo el funcionario.

En ese sentido, destacó que "para nosotros fue una frustración muy fuerte" y afirmó que fue "no discutamos más". "Había senadores que estaban en una posición intermedia, que habían empezado a elaborar un proyecto alternativo. Eso es razonable, es un marco de discusión, poder discutir", sostuvo Pérez.

El secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del ministerio de Interior advirtió que "hubiese sido muy razonable que el Partido Justicialista, teniendo en cuenta que había senadores que estaban en una posición intermedia, fueran por esa posición intermedia y den el debate". "Tenían que haber ido a votar y no obturar la discusión", afirmó.

En ese sentido, consideró que "el peor camino fue decir nosotros no vamos a dicutir, porque nos deja a todos sin la posiblidad de dar un debate público de cara a la sociedad de lo que queremos hacer en materia electoral".

"Presentamos el proyecto entre mayo y junio con el aval de la gran mayoría de las fuerzas políticas. Lo que falló fue convencer al bloque Frente para la Victoria-PJ", dijo.

Pérez, por otra parte, se refirió a los cuestionamientos que se hicieron al proyecto del oficialismo al expresar que "decir que la tecnolgía es vulnerable, todos los sistemas son vulnerables. En el actual te roban las boletas. El proyecto preveía el conteo electrónico y manual".