Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para el FMI, el déficit primario será mayor al 5% en el 2017

Los técnicos del FMI se reunieron con economistas. Manifestaron dudas por déficit y atraso cambiario. Aún así, serán benévolos con el gobierno

Para el FMI, el déficit primario será mayor al 5% en el 2017

Los economistas a los que la comitiva del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó ayer, en el marco de la misión en la que se auditan las cuentas argentinas, mostraron preocupación por dos aspectos: por un lado, que el déficit fiscal no será fácil de contraer, tal como reconoció incluso el propio Alfonso Prat-Gay cuando presentó los lineamientos del Presupuesto el jueves pasado; y por el otro, el atraso cambiario.


Es que para los técnicos del FMI, el déficit primario será mayor el año que viene que lo estimado oficialmente de un 4,2% del PBI. Para el organismo multilateral, el porcentaje alcanzará el 5,2% del producto. Entre las diferencias emergen el peso que tendrá el pago de la reparación histórica a los jubilados: para Hacienda será de 0,6%, mientras que para el FMI trepará hasta el 1,1% del PBI, es decir, casi $ 50.000 millones más en gasto previsional.


En el tercer día en el que los funcionarios del FMI, encabezados por el italiano Roberto Cardarelli, avanzaron con encuentros con distintos sectores, el turno fue de algunos economistas del Estudio Broda y de la consultora Orlando J. Ferreres y Asociados. Para la próxima semana, están previstas reuniones con algunos grupos más.


Si bien desde estas consultoras prefirieron guardar privacidad, según información a la que pudo acceder El Cronista, los técnicos del organismo internacional preguntaron sobre el crecimiento económico, que este año se estima oficialmente que marcará una baja de 1,5% y, para el año próximo, un repunte de 3,5%. También interrogaron sobre las apreciaciones de los supuestos macroeconómicos contenidos en el proyecto de Presupuesto que se discute hoy en Diputados, entre los que se encuentran las metas de déficit fiscal, la evolución de la inflación (y su impacto en el valor del dólar con el consecuente atraso cambiario) y las proyecciones de inversiones. Cardarelli y unos cinco técnicos que lo acompañaban tomaron apuntes.


Si bien las estimaciones elaboradas por los técnicos del Fondo en materia de presupuesto para el año próximo difieren de las oficiales (para ellos, el déficit primario trepará hasta el 5,2% en 2017), prefieren extender la luna de miel con el gobierno de Mauricio Macri y ser benévolos en el informe que elaboren al regreso a Washington, de manera de "acompañar los cambios implementados en materia económica" por esta administración.


Estos encuentros se suman al que el martes la comitiva del Fondo mantuvo con el ministro de Energía, Juan José Aranguren. En esa reunión, los cuestionamientos fueron sobre la aplicación de la política energética para los próximos cinco años, en cómo se piensa lograr los objetivos en materia de energía, cuál es el plan de inversiones y los riesgos que vislumbran a la hora de concretar la aplicación de las nuevas tarifas. Fueron ocho las personas que formaron parte, desde el organismo internacional, de ese encuentro.


También el martes hubo una reunión con el subsecretario de Comercio Exterior, Shunko Rojas, en la que desde el Fondo se llevaron las intenciones oficiales en materia de importaciones y exportaciones. La misión del FMI terminará el viernes 30 Sobre finales de la semana próxima, se sumará también Alejandro Werner, que es el director para el Hemisferio Occidental que, entre otras actividades, tiene previsto participar en la Conferencia Anual de FIEL.


Para mañana está prevista una reunión con el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y, para el lunes, la agenda sigue con un encuentro con vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. A estas se sumarán las que se mantengan con legisladores y otros economistas.


La misión del FMI, una vez de regreso en Washington, deberá presentar un informe al Directorio Ejecutivo del organismo para su discusión. Este documento, luego, se comparte con el gobierno argentino, para su difusión. Se descuenta entonces que será complaciente con las políticas económicas puestas en práctica desde diciembre de 2015.


La delegación encabezada por Cardarelli llegó al país, después de 10 años, para auditar las cuentas públicas en el marco del artículo IV del Convenio Constitutivo del organismo, que según informó Hacienda, hoy cumplen 182 de los 188 países miembros. "Se está reconstruyendo la relación con Argentina", aseguró Cardarelli tras una reunión con la cúpula de la Unión Industrial (UIA) el lunes.