Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Para el Ciudad, hay que recomponer las finanzas públicas para recuperar la macroeconomía

La entidad porteña remarcó que "el cumplimiento de la meta fiscal es una noticia positiva", y que "la recomposición de las finanzas públicas será la principal forma de consolidar un escenario de mayor estabilidad macroeconómica, menor inflación y mayor crecimiento".

Para el Ciudad, hay que recomponer las finanzas públicas para recuperar la macroeconomía

La estabilidad macroeconómica se alcanzará en la medida en que se logre una recomposición de las finanzas públicas, señaló en su informe semanal el Banco Ciudad de Buenos Aires.

El jueves último el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció que el déficit del primer trimestre del año fue de $ 41.344 millones, y que se sobrecumplió la meta fiscal del período.

El rojo fiscal de marzo fue de $ 18.184 millones, mientras que en el mismo mes del año pasado había llegado a $ 30.012 millones.

El déficit primario registró en marzo un descenso interanual de 39% "apuntalados por los ingresos del blanqueo y el recorte en los subsidios económicos", explicó el Banco Ciudad.

"Gracias a esto, en el primer trimestre del año el déficit primario ascendió a 0,4% del Producto Bruto Interno (PBI), permitiendo al gobierno sobrecumplir la meta prevista para el período, de 0,6% del PBI", destacó el informe.

En comparación con el primer trimestre de 2016, el déficit primario experimentó un retroceso nominal de 10% y 31% en términos reales, es decir, ajustados por inflación.

A su vez, al computar los recursos del blanqueo, los ingresos crecieron 41% anual en el trimestre, mientras que el gasto primario se incrementó 35%, con subas más aceleradas en prestaciones sociales (43%) y gastos de capital (37%).

Las restantes partidas del gasto crecieron por debajo de la inflación del período, al incrementarse 24%, debido a "un virtual freno en los subsidios económicos, que permanecieron constantes en términos nominales", precisó la entidad.

Los subsidios registraron una variación negativa de 16% en marzo, fenómeno que se explica por una disminución en la subvención energética del 33%.

Fuente: Télam