Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para cubrir el déficit de caja, en 9 meses giraron a la ANSeS $ 83.200 millones

El año pasado, el rojo operativo había sido de $ 50.420 millones. En 2016 impactó el fallo de la Corte que obligó a restituir fondos y el flojo desempeño que tuvo el mercado laboral

El déficit técnico de ANSeS, la diferencia entre los ingresos por aportes y contribuciones versus los pagos de jubilaciones y pensiones, ascendió en septiembre pasado a $ 86.420 millones, según datos del organismo. A este ritmo terminará 2016 más que duplicando el rojo del año pasado, ya que para todo 2015 alcanzaba $ 50.420 millones.
Cada año, el base caja del flujo prestacional de ANSeS, sin la asistencia del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), se va incrementando, porque en 2014 ese déficit alcanzó $ 10.900 millones.
Para cubrir ese rojo, el organismo previsional recibió del Tesoro hasta septiembre último
$ 83.200 millones, por encima de los recursos de coparticipación de impuestos.
Sucede que la suma de aportes y contribuciones (un 55%) e impuestos específicos (un 45%) destinados a financiar los gastos previsionales no alcanzan y ANSeS necesita de transferencias del Tesoro. El año pasado, habían sido de $ 47.300 millones. Y en 2014, $ 18.000 millones.
"Da más déficit porque los ingresos crecen menos que los gastos. El gasto de seguridad social se mantiene en términos reales por la ley de movilidad jubilatoria. Y los ingresos que vienen por aportes y contribuciones están creciendo por debajo de la inflación, porque muestran la desaceleración de la actividad y un mercado laboral más flojo. También influye mucho la menor recaudación por parte de los impuestos que venían de la coparticipación", explicó Ariel Barraud, economista del IARAF.
ANSeS obtiene la mitad del financiamiento de impuestos generales. Recibe el 11% del IVA y el 20% de Ganancias antes de ser coparticipados. "El IVA muestra desaceleración de la actividad y Ganancias cayó por los cambios en las deducciones personales. El financiamiento cae en términos reales", dijo Barraud.
En el déficit también pesa la devolución a las provincias de 3 puntos de la coparticipación de los 15 que financiaban a ANSeS. La administración central debió girar a los gobernadores $ 12.386 millones este año. Una devolución que surgió de un fallo de la Corte Suprema de diciembre del año pasado en el que obligó a reintegrar el total a Santa Fe, Córdoba y San Luis.
De todas formas, las cuentas de ANSeS y del Tesoro muestran flujos cruzados. Porque el primero transfiere al sector privado la asignación universal por hijo, asignaciones familiares, el programa Conectar Igualdad, etc.. En tanto, el segundo recibe como ingresos corrientes las utilidades del FGS para financiar el déficit fiscal.
"El Tesoro se financia con el FGS, mientras que se endeuda para cubrir el déficit de Anses", dijo Rafael Flores, presidente de ASAP. "El sistema previsional es deficitario, y el Estado se endeuda para pagar las jubilaciones. Además, está la reparación histórica. Las medidas tomadas este año van a profundizar ese déficit, que, por ahora, se cubrirá por blanqueo. Pero en algún momento habrá que rediscutir cómo se financia el sistema previsional de Argentina", explicó.
Desde las reformas realizadas en la década del 90, el sistema previsional se aleja de la posibilidad de autofinanciarse. El déficit técnico empezó a crecer fuertemente desde 2007, cuando se lanzaron las moratorias previsionales. Ese año, el rojo alcanzó los $ 14.967 millones, según datos de ANSeS.
Con más de 2 millones de jubilados y pensionados que se agregaron al sistema y una economía que no generó empleo de calidad, no sorprende a Fernando Baer, economista de Bconomics, que el déficit técnico haya aumentado tanto: "En el balance entre aportes de clase activa y prestaciones de seguridad social, se observa un déficit de 2% del PBI. El número se cierra con rentas generales, coparticipación y el FGS (vía el Tesoro)". Y agregó: "Desde octubre, la reparación histórica agrega 1 punto del PBI a las prestaciones de seguridad social. El primer año se financia con blanqueo; luego, no se sabe".