Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para Peña, la boleta electrónica aún "no se cayó" y acusó al kirchnerismo

El Gobierno no se resigna. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo ayer que el proyecto de reforma electoral impulsado por el oficialismo "no se cayó" sino que se encuentra "bloqueado por un senador kirchnerista", en tanto que se mostró dispuesto a consensuar un texto alternativo. El blanco sería el senador Marcelo Fuentes (FPV), titular de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta, instancia donde debía avanzar la propuesta oficial de reforma.
"Seguiremos buscando consenso, dialogando, pidiendo que den el debate, de última que despachen el proyecto de Abal Medina, que es distinto al nuestro pero que den voluntad de diálogo", reclamó Peña, que dejó la puerta abierta para trabajar de conjunto en un proyecto intermedio como el propuesto por Abal Medina y Omar Perotti que incluye el voto con impresión electrónica pero deja sin efecto la incorporación de un chip a las boletas. Para el jefe de ministros, "la reforma política no se cayó" sino que "está bloqueada por un senador kirchnerista (en posible referencia a Fuentes) que no quiere dar el debate porque la mayoría de los gobernadores se ha manifestado a favor".
De esta forma, si bien Peña intentó desligar a los mandatarios peronistas del bloqueo parlamentario, el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, volvió a apuntar contra los caciques territoriales, con menos decibeles. "Algunos gobernadores se pusieron muy firmes en no cambiar nada y para nosotros fue una frustración muy grande. Hubo muchos gobernadores que se manifestaron a favor de la reforma. Pero otros que no estaban dispuestos a aceptar ningún cambio y esa es la posición que ganó", explicó el redactor de la congelada reforma en radio Del Plata. Y, al igual que Peña, el funcionario del Ministerio del Interior acusó a la oposición en el Senado de no haber tenido "voluntad" política para consensuar un "texto alternativo", y por haber elegido el "peor camino" que fue suspender el debate este año. Masticando aún la bronca, en la Rosada aún no definen como posible Plan B impulsar la boleta única de papel. Pero el tema está en debate.