Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para Nielsen, lo del segundo semestre le va a generar un costo político al Gobierno

“Hay veces que se lanzan afirmaciones lamentablemente con más esperanza que racionalidad", criticó el economista.

Para Nielsen, lo del segundo semestre le va a generar un costo político al Gobierno

El economista Guillermo Nielsen analizó la situación económica que atraviesa el gobierno de Mauricio Macri y aseguró que el Presidente va a sufrir el costo político del segundo semestre. 

“Hay veces que se lanzan afirmaciones lamentablemente con más esperanza que racionalidad. Esto va a tener un costo político, porque al Presidente le van a facturar esa aseveración de que se salía en el segundo semestre”, dijo en diálogo con Rock and Pop. 

Además, señaló que “el programa económico, que empezó con un éxito resonante con la salida del cepo cambiario y la resolución con los holdouts, se amesetó” y que esto “tiene que ver con la organización de la gestión económica”.

Se subdividió el ministerio de Economía en varios ministerios y da la sensación que no hay una coordinación. Son dos personas que no tienen experiencia en política económica”, criticó el exsecretario de Finanzas.

Por otro lado, consideró que el objetivo económico del Gobierno hoy “tiene que ser bajar la tasa de interés, que ha sido exageradamente alta” y que “la solución no viene si no se baja el gasto público y los empleados públicos”.

También indicó que lo que hay hoy es una inversión financiera, “pero no lo que llamamos inversiones genuinas y productivas”. “Esas cosas llevan más tiempo y requieren un horizonte de estabilidad que todavía no hay en Argentina”, concluyó.