Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Para Moody’s, empresas argentinas soportarán los desafíos de corto plazo pese a debilidad económica

Según un informe de la agencia, la mayoría las 20 compañías no financieras del país mantendrán sus indicadores crediticios hasta mediados o fines de 2017.

Para Moody’s, empresas argentinas soportarán los desafíos de corto plazo pese a debilidad económica

A pesar de la recesión que atraviesa la economía argentina, un informe de Moody’s asegura que los indicadores crediticios de la mayoría las 20 empresas no financieras del país no se deteriorarán significativamente hasta mediados o fines de 2017.

Según el mismo, la eliminación de algunos impuestos y cupos para la exportación, el levantamiento de los controles de capital y una política monetaria más restrictiva crearon un “nuevo entorno operativo” en el que las compañías deberán ir adaptándose.

En este contexto, Moody’s apunta que a pesar de la recesión y la elevada inflación, las compañías que se beneficiaron de las mejores condiciones de mercado para refinanciar deuda denominada en moneda extranjera experimentaron mejoras en sus márgenes de liquidez.

En tanto, las compañías de industrias relacionadas con el consumo probablemente registrarán una demanda más débil. “A medida que el costo crediticio aumente, la pérdida del poder de compra de los consumidores tendrá un efecto particularmente fuerte en las ventas de artículos costosos. Y las promociones y los descuentos para incentivar las ventas dañarán en última instancia la rentabilidad”.

En esta línea, las empresas de construcción y de materiales seguirán afrontando una marcada menor actividad durante 2016, los que implica un problema para el crecimiento de sus ingresos ante el aumento de los costos.

Respecto a la industria de las telecomunicaciones, desde la agencia señalan que las condiciones macroeconómicas desfavorables y la estricta regulación limitarán el crecimiento en un futuro próximo, pero destacan que habrá oportunidades de crecimiento a largo plazo porque las empresas se verán beneficiadas por las medidas del Gobierno para mejorar el marco regulatorio.

Mientras tanto, las compañías de gas y petróleo seguirán enfrentado la caída de los precios del petróleo, la inflación y los elevados costos fijos, “lo que derivará en una caída del gasto de capital y un deterioro de los indicadores de liquidez y crediticios”, según el informe.

No obstante, aseguran que las empresas de este sector “seguirán teniendo acceso a los mercados locales e internacionales, mientras que sus calificaciones actuales son adecuadas para sus categorías”.

Por su parte, agregan que “la inflación sostenida mantendrá la rentabilidad de los productores de proteínas y de las compañías agrícolas bajo control”. En este sentido, apuntan que la eliminación de algunas retenciones a las exportaciones agrícolas mejorará la competitividad internacional.