Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para Margarita Barrientos, la situación social "está difícil, eso se ve en todos lados"

"En la gente que está con Mauricio (Macri), como yo, hay esperanzas, pero las cosas no están saliendo como uno piensa",  sentenció la fundadora del comedor Los Piletones. 

Para Margarita Barrientos, la situación social

La fundadora del comedor comunitario Los Piletones, Margarita Barrientos, consideró hoy que la situación social "está difícil, eso se ve en todos lados", al tiempo que advirtió que la cantidad de personas que va a comer a su fundación "no ha bajado, al contrario, hay días que aumenta".

"En la gente que está con Mauricio (Macri), como yo, hay esperanzas, pero las cosas no están saliendo como uno piensa",  sentenció la referente social, quien afirmó que en el barrio porteño de Villa Soldati, donde está ubicado el comedor, "se ve mucha familia en la calle, se ve que la gente sale a cirujear".

Barrientos también resaltó que "a veces la cosa parece que se estabiliza, pero viene un vientito y los moviliza a todos y vuelve a haber mucha necesidad".

La referente de Los Piletones reiteró que el número de asistentes a su fundación se incrementó desde 2015, cuando "se servían 1.500 platos por día y se podía ayudar más con alimentos para que cocinen en casa", mientras que en la actualidad dan "entre 2.600, 2.700 platos de comida".

En diálogo a radio Con Vos, sostuvo que la situación social "está difícil, eso se ve en todos lados", lo que adjudicó a que el kirchnerismo "dejó un país muy desordenado, con mucha deuda y mucho fraude y eso ahora lo pagan los que menos tienen".

Consultada sobre si creció el número de personas que va a su comedor, respondió que "la cantidad de gente no ha bajado, lo contrario, hay días que aumenta" y detalló que "muchos" van a alimentarse a la fundación porque "no tienen venta en la feria, o en la calle no se vende nada".

"Esto nos desestabiliza a nosotros porque nosotros cocinamos para una cantidad de gente para que no queden con hambre", remarcó Barrientos.