Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para Macri, con las palabras del Papa no habrá "intermediarios" entre ellos

El Presidente agradeció las declaraciones del Sumo Pontífice y destacó que mantienen una "relación seria". La Casa Rosada espera con expectativa el próximo encuentro de ambos

El presidente Mauricio Macri expresó su "alegría" tras conocer las declaraciones del papa Francisco, quien dijo que no tiene "ningún problema" con el mandatario. En especial, el jefe de Estado festejó que las declaraciones del sumo pontífice permitan que "no haya más intermediarios en el medio que van a hablar por cuenta y orden del Papa, cuando realmente no lo hacen", según un comunicado de Presidencia.
En medio de su gira por Europa, desde Bruselas, Macri respondió que "me alegra que se ratifique lo que yo vengo diciendo, que tengo una relación seria, de años, con el Papa, de cuando él era cardenal, obispo de la Ciudad de Buenos Aires". Además, agregó que "hemos trabajado mucho juntos y espero que pueda seguir colaborando con lo que está haciendo".
El mandatario habló así tras enterarse que en una entrevista a La Nación el Papa aseguró que no tiene "ningún problema con el presidente Macri". "No me gustan los conflictos. Ya me cansé de repetir eso", advirtió y sostuvo que el Presidente le parece "una persona bien nacida, una persona noble".
Uno de los puntos que más celebró Macri es que el Papa haya definido quiénes son sus voceros. Es que el sumo pontífice contestó a La Nación que "la oficina de prensa del Vaticano es el único vocero del Papa" luego de admitir que "hay mucha confusión" en el país en torno a los dirigentes que emiten declaraciones como si fueran su portavoz autorizado.
En el Gobierno creen que de esta manera quedan desautorizados el legislador opositor Gustavo Vera o cada referente del kirchnerismo que difunde críticas del Papa a Macri. En esa lista, se encuentra el ex embajador en el Vaticano, Eduardo Valdés, quien aseguró que Francisco receló del Presidente en el último encuentro en febrero por el "revanchismo" que fomentaría el gobierno de Cambiemos. "Esto nos tranquilizó. Ya no da lugares a interpretaciones de cada uno que lo visitaba al Vaticano", explicitó uno de los secretarios con más vínculo con el Vaticano.
A su vez, en el Gobierno tomaron nota de que el Papa también habló de la donación del Gobierno por $16 millones que, por orden de Francisco, los directivos de Scholas Ocurrentes rechazaron. "Quedó clarísimo el tema, tal como lo explicamos nosotros. El Papa no se enojó con el Presidente por esa donación", advirtieron en Casa Rosada. Durante la entrevista, Francisco dijo que a los directivos de Scholas "los estaba preservando a ellos, los estaba cuidando de eventuales tentaciones o errores en el manejo de la fundación". Además señaló: "sigo creyendo que no tenemos derecho a pedirle un peso al gobierno argentino cuando éste tiene tantos problemas sociales para resolver".
Desde el Gobierno celebraron las definiciones del Papa. "Nos alegran, pero no nos sorprenden porque es lo que nos venía diciendo hace tiempo", advirtió el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien mantiene un vínculo personal con el Papa. "Nos decía que no nos enganchemos con lo que decían los medios y en la entrevista fue en esa línea", agregó.
En el Gobierno cayeron bien las primeras declaraciones públicas del líder de la Iglesia Católica a favor del mandatario y vaticinan "una buena foto" para el encuentro en octubre, cuan do el líder del PRO viaje al Vaticano, a la canonización del cura cordobés José Brochero.