Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para FIEL, la canasta de bienes que mide la pobreza bajó 0,5% en agosto

En cambio, la canasta con la que se mide la indigencia subió 0,8% el mes pasado. La baja en la suba de precios se debió a la reducción de las tarifas de gas y la menor inflación núcleo

Debido a que la baja de tarifas de servicios de gas acompañó la menor inflación en otros productos de la canasta, en agosto, el costo de la canasta básica total (CBT) de la Ciudad de Buenos Aires por adulto, que define la línea de pobreza, bajó 0,5%, a $ 3667, según la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).
En tanto, el costo de la canasta básica alimentaria (CBA), que determina la línea de indigencia, subió 0,8% mensual, hasta $ 1613.
Al considerar una familia tipo de cuatro miembros, el ingreso mínimo -neto de impuestos- necesario para que ese hogar no se convierta en pobre se ubicó en $ 11.330 y para que no se convierta en indigente, en $ 4985 el mes pasado.
En relación a agosto del año pasado, una familia tipo requiere $ 3302 mensuales adicionales para que pueda cubrir el costo de la canasta de pobreza. "En agosto último el costo de la CBT cayó 0,5% como consecuencia de la menor inflación en el resto de productos que no son Alimentos y Bebidas y la baja tarifaria, acumulando en los últimos 12 meses un aumento del 41,1%", indicó un informe de FIEL.
La canasta había alcanzado su pico de aumento mensual en abril pasado, con el 7,8%. Tras desacelerarse al 1,8% en mayo, había repuntado hasta el 3,1% el mes pasado. No mostraba una caída desde octubre de 2015.
Para no ser indigente, una familia requiere $ 1421 por mes adicionales respecto de agosto del año pasado acumulando una suba de 39,9% en los últimos doce meses. La suba del costo de la CBA había alcanzado un pico en marzo pasado, 5,5%, y había repuntado nuevamente hasta alcanzar en julio 4,2%. El año pasado había subido 3,3% mensual.
Ambas canastas valuadas por FIEL corresponden a las determinadas por el Indec, según los hábitos de consumo de la población, de acuerdo a los requerimientos kilo-calóricos y proteicos imprescindibles para un hombre adulto de entre 30 y 59 años de actividad moderada: 6060 gramos de pan, 6270 gramos de carne, 7950 gramos de leche, 4020 gramos de fruta, 3930 gramos de hortalizas, 4050 de bebidas edulcoradas, 3450 bebidas sin edulcorar, entre otros. La canasta básica total expande la alimentaria al incluir bienes y servicios no alimentarios.
Daniel Artana, economista jefe de FIEL, había adelantado que con la baja de tarifas el mes pasado registraría deflación en un informe mensual de agosto.
Había explicado que "la información semanal de precios relevada por FIEL para la Ciudad de Buenos Aires mostraba una clara desaceleración en agosto, aún antes de que el índice reflejara la reducción en la tarifa de gas natural como consecuencia del fallo de la Corte Suprema de Justicia".
"La caída en algunos productos estacionales explicada por factores climáticos se sumaba a una menor inflación núcleo, lo cual permitía proyectar una tasa mensual general en el entorno del 1%", explicó.
El Indec dará a conocer el 13 de septiembre el IPC correspondiente a agosto. En el índice que difunda incluirá la baja en las tarifas, luego de que la Corte Suprema frenó el incremento para el servicio de gas.
Según dijo el director del instituto, Jorge Todesca, el freno en el tarifazo implicará una baja en el indicador de 0,7 puntos porcentuales, y computarán la disminución desde el día que se conoció la decisión de la Justicia, el 18 de agosto.