Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ecolatina: meta fiscal de 2017 “no será fácil de alcanzar”

El informe de la consultora económica, atribuye su postura a que hay un incremento superior del resto de las variables como tipo de cambio, salarios y tarifas.

Ecolatina: meta fiscal de 2017 “no será fácil de alcanzar”

La consultora económica Ecolatina consideró hoy que la meta fiscal que estimó el Gobierno en el presupuesto de 2017 “no será fácil de alcanzar”, al sostener que en las mismas proyecciones “se presupone un incremento superior del resto de las variables nominales como tipo de cambio, salarios y tarifas”.

El informe destaca que si bien “hay cierto consenso sobre un crecimiento el año entrante, y si bien se espera un repunte significativo de la inversión, la cifra oficial luce un poco optimista”.

“Aunque más cercana a la realidad que las proyecciones de inflación de los últimos presupuestos, consideramos que la meta será difícil de alcanzar, fundamentalmente porque en las mismas proyecciones se presupone para el 2017 un incremento superior del resto de las variables nominales (tipo de cambio, salarios y tarifas)”, analizó.

Asimismo, según la Ley de leyes, las exportaciones tendrían una expansión de 7,7% el año que viene, lo que Ecolatina también consideró que “luce poco probable, sobre todo considerando que la base de comparación es elevada y la ganancia de competitividad (tanto cambiaria como no cambiaria) fue reducida durante 2016”.

Pese a sus críticas, la consultora reconoció que “la novedad es que después de mucho tiempo las cifras presentadas en el Presupuesto lucen más realistas, lo que se traduce en una aproximación más certera de los ingresos y gastos de la administración pública nacional”.

“Esto no sólo brinda mayor previsibilidad a los agentes, sino que en un contexto en que el resultado fiscal se vuelve una variable determinante para la consistencia macroeconómica, el análisis del Proyecto de Presupuesto 2017 vuelve a tomar importancia dentro de la discusión económica”, argumentó.

Ecolatina subrayó que la Ley de Presupuesto refleja el “fuerte deterioro fiscal con que cierra el 2016” y “pone en evidencia que las presiones sociales que surgieron a raíz de la recesión condicionaron los esfuerzos del Gobierno por ajustar el resultado operativo del sector público nacional, y como el set de políticas que en los últimos meses puso en marcha para apuntalar la economía deterioraron el resultado fiscal”.

“Estas medidas no sólo impactaron sobre las cuentas de este año, sino que además dejan un importante arrastre para el 2017, y esto es lo que se refleja justamente en el presupuesto: para el año que viene el Gobierno fijó una meta de un déficit primario (excluye el pago de intereses y rentas del BCRA y el FGS) de 4,2% del PBI, casi un punto por encima del objetivo de 3,3% del PBI que había planteado al poco tiempo de asumir. De esta manera, aunque la nueva cifra continúa representando una reducción del déficit respecto de este año, el recorte de 0,5% del PBI parece mucho más realista que la meta fijada inicialmente (-1,5 puntos porcentuales del producto)”, analizó.

Y aclaró que “más allá del mayor realismo proyectado para 2017 respecto de lo estipulado inicialmente, en términos generales los lineamientos fiscales parecieran exhibir cierto optimismo difícil de alcanzar: por un lado, los recursos parecerían estar sobreestimados, y en el caso de los gastos, subestimados”.