Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para Cavallo, el aumento de los combustibles "es mortal" para la economía

Además, el exministro de Economía señaló que el "el Gobierno debería frenar el aumento".

Para Cavallo, el aumento de los combustibles

El exministro de Economía del menemismo y la Alianza Domingo Cavallo cuestionó hoy la suba del precio de los combustibles al señalar que era "un despropósito" y "mortal" para la actividad argentina, por lo que "el Gobierno debería frenar el aumento".

"Los combustibles tienen precios en Argentina mucho más altos que los que se pagan, por ejemplo, en los Estados Unidos", denunció y comentó que había cargado nafta en Washington donde la Súper estaba "a menos de 3 dólares el galón, lo que significa menos de 80 centavos de dólar por litro".

En esta línea, comparó que "a $ 17 por litro en Argentina el precio es de u$s 1,2 , es decir, un 50% más caro".

Cavallo señaló que el aumento de los combustibles líquidos de un 10% en sus precios "es un despropósito". "Mientras la electricidad, el gas natural y el transporte urbano siguen estando a precios muy por debajo de los internacionales, es un contrasentido que el gobierno, por su intervención en el mercado del crudo, permita que los precios de los combustibles sean un 50% más caro que en el exterior", añadió.

Esto, según dijo Cavallo en un texto de su blog, "para una economía con geografía extendida como la nuestra, es mortal".

"La incidencia en el costo de la vida de los combustibles es equivalente a las del gas, la electricidad y el transporte urbano", acotó. Y, señaló que "un congelamiento del precio de los combustibles podría permitir que terminen de ajustarse gradualmente los precios de la electricidad, gas y el transporte hasta terminar de eliminar los subsidios a las empresas prestadoras sin que el impacto sobre el índice de inflación sea mayor al que hoy producen los aumentos en los combustibles".