Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Para Came cayeron 2,1% pero para Fedecámaras subieron 5%

Para Came cayeron 2,1% pero para Fedecámaras subieron 5%

Las ventas de los comercios minoristas para Navidad cayeron un 2,1% en unidades respecto al año pasado, según un relevamiento que difundió ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
El número va en línea con la recesión que atraviesa el país y la caída del salario real que se produjo en 2016, pero tiene su contraparte en el dato que informó la Federación de Cámaras y Centros Comerciales de la República Argentina (Fedecámaras), que calculó lo contrario: aumento de 5% en las ventas navideñas, que habrían superado los 30 mil millones de pesos.


La exención de Ganancias en el aguinaldo, el bono compensatorio a jubilados, el plus salarial asignado por el sector privado y el plan Ahora 18 para comprar en cuotas son algunas de las medidas que CAME entiende que "ayudaron a reactivar las ventas navideñas". "Si bien no alcanzó para superar los guarismos de 2015, (estas medidas) permitieron darle liquidez y movimiento al comercio en la fecha más esperada del año", explicó el informe de la institución que preside Osvaldo Cornide.


Pese a la disparidad en las mediciones, los beneficios de fin de año fueron un punto de consenso entre CAME y Fedecámaras. Para Rubén Manusovich, presidente de esta última entidad, fue importante que se volcaran al consumo "más de $ 10.000 millones en bonos a jubilados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, retribuciones a los empleados estatales y premios que otorgan las empresas privadas".


Uno de los puntos que sustenta el sondeo de CAME es que, para ellos, el ticket promedio fue de $ 530 por compra, apenas un 23,2% mayor al año anterior, con una inflación acumulada del 40% en 2016. "El comportamiento general fue ahorrar todo lo posible. Los comercios con promociones agresivas, al estilo 2x1, 3x2 o con descuentos del 30%, 40% ó 50% estuvieron llenos de gente, mientras que los que no tenían ofertas estuvieron vacíos", señalaron. CAME también observó que en las regiones fronterizas se mantuvo la tendencia de hacer las compras en el exterior.