Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para Bullrich, “en el modelo anterior la víctima era el delincuente”

La ministra de Seguridad advirtió que desde el Gobierno van a buscar que la Justicia sea “más estricta en el cumplimiento de las penas”.

Para Bullrich, “en el modelo anterior la víctima era el delincuente”

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, advirtió que desde el Gobierno van a buscar que desde la Justicia sean “más estrictos en el cumplimiento de las penas”, al considerar que el kirchnerismo “estaba sustentado en la idea de que la víctima era el delincuente”.

La funcionaria también coincidió con el presidente Mauricio Macri en que “se tiene que terminar con la puerta giratoria” para los delincuentes en la justicia y en este sentido valoró que la nueva ley de flagrancia va a permitir ‘un cambio muy importante‘ porque puede “llevar a juicio a un acusado en 40 días”.

“Estamos volviendo a una cultura de la ley en la que no vale todo, si se amenaza al Presidente se tendrá consecuencias, si se trafica drogas, también. Trazamos una política criminal que defiende mucho más a las víctimas, que trabaja en defensa de la gente”, sentenció la ministra.

En una entrevista que publicó el diario La Nación, Bullrich juzgó que “el modelo anterior estaba sustentado en la idea que, por si acaso, la víctima era el delincuente”, por lo que concluyó que “en el país estuvo muchos años la tortilla dada vuelta, los buenos eran los delincuentes y los malos las víctimas”.

Al respecto, la funcionaria indicó que “hay que trazar definitivamente una línea que separe de un lado al Estado y del otro al delito, porque cuando las fuerzas miran hacia arriba y ven un Estado plagado de corrupción entonces quedan tentadas a seguir con esa misma línea de comportamiento”.

“Eso termina por desarticular a las policías. Nuestra batalla es mostrar que hoy existe esa línea, que de un lado está el Estado y del otro la delincuencia”, subrayó la ministra, quien sentenció que “hay que tener en cuenta que siempre la víctima es la víctima‘ aunque ‘no siempre se lo ve así”.

La ministra de Seguridad también advirtió que “los jueces tienen que acompañarnos” en la lucha contra el delito, no obstante valoró que “algunos ya lo están haciendo”.

“Es verdad que tenemos que sacar a los violentos de la calle. Para eso buscamos cambiar las normas que permiten que los presos salgan a la calle a mitad de condena, como si nada. Queremos ser mucho más estrictos en el cumplimiento de penas”, enfatizó

La funcionaria reconoció que el traslado de fuerzas federales puede “generar tensiones”, pero insistió en que el objetivo del Gobierno “es volver a cubrir las fronteras” con los efectivos de esta fuerza.

Consultada sobre qué funciones tiene la Policía Federal al concretarse el traspaso de agentes a la ciudad de Buenos Aires, respondió que “la Policía Federal que se viene es de mucha investigación”, por lo que no va a manejar más comisarías y patrulleros”.