U$D

MIÉRCOLES 20/03/2019

Pacto de Macri con Japón habilita resolución de conflictos en un tercer país

Según el comunicado oficial, "otorga mayor seguridad jurídica". Además, habrá una línea de crédito vía el BNA para comprar tecnología exportadora

MAcri y Abe durante el encuentro conjunto en el CCK

MAcri y Abe durante el encuentro conjunto en el CCK

El presidente Mauricio Macri y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, firmaron este sábado, apenas cerrado el G20, un Acuerdo para la Promoción y Protección de las Inversiones que, en su artículo 5, habilita la resolución de conflictos en tribunales internacionales o en un tercer país. Según un comunicado oficial, el entendimiento "otorga mayor seguridad jurídica y previsibilidad tanto a los Estados como a los inversores". Las dos partes podrán acceder a "tribunales de justicia y administrativos en todos los grados y jurisdicciones, para defender los derechos de los inversores", señala el acuerdo, firmado durante un acto compartido en el Centro Cultural Kirchner (CCK) con motivo de los 120 años de relaciones diplomáticas entre las dos naciones.

Para la entrada en vigencia del acuerdo, el gobierno de Abe necesita conseguir aval legislativo, por lo que el vocero del gobierno japonés, Takeshi Osuga, estimó en diálogo con El Cronista y otros medios que el documento logrará validez en su país durante la primera mitad de 2019.

En su tercer encuentro en tres años, los dos presidentes destacaron la compartida defensa de valores como la democracia, derechos humanos, multilateralismo y el desarrollo sostenible y remarcaron los fuertes lazos culturales que unen a los países. Además, firmaron una línea de crédito del JBIC Bank para el Banco Nación por u$s 60 millones para la compra de tecnología exportadora.

En un ambiente amable y de simpatía mutua, Macri aprovechó para sugerirle a Abe que incremente las importaciones de carne argentina. En julio, por primera vez, Japón recibió un cargamento de carnes locales. "Ayer él comió carne que no era de la Patagonia -dijo el argentino sobre su par-, tanto o más rica que la que le exportamos (y que es de esa región). Esperamos en breve exportarles carnes de todo el país", pidió Macri, provocando las risas de Abe y los presentes.

Más tarde, Osuga remarcó que aunque existen charlas técnicas para analizar las barreras fitosanitarias que frenan la exportación de carnes de otras regiones de la Argentina a Japón, el país "no debería esperar un boom de repente".

El primer ministro japonés destacó no sólo los intercambios económicos, sino también los culturales y deportivos. Pero no se privó de explicitar cuáles son sus objetivos comerciales: "Vamos a contribuir al desarrollo de la infraestructura argentina con tecnología japonesa", auguró.

En esa línea, Abe anunció su "iniciativa para aumentar la tranquilidad entre el Japón y América Latina y el Caribe" que, según explicó, se basa en tres pilares. El primero, la "conectividad económica, para que las empresas japonesas puedan contribuir a desarrollar las cadenas de valor" en la región, explicó. El segundo pilar es la "conectividad de valores", entre los que mencionó la libertad, la democracia y el imperio de la ley. Y el tercer pilar es la "conectividad de sabiduría" para resolver problemas problemas vinculados al medio ambiente, la seguridad, la pobreza y el envejecimiento social.

Al finalizar el acto, un trío musical tocó el tango El Choclo. Aplaudieron junto a Macri y Abe el gobernador Juan Manzur; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros Jorge Faurie y Nicolás Dujovne, y María Kodama.