Lunes  30 de Octubre de 2017

PRO debate disolver marcas propias en el Congreso y formar el bloque Cambiemos

La propuesta de un sector del Gobierno es plasmar un bloque unificado desde el 10 de diciembre. Se ponen en juego identidades, recursos y lugares de poder

Desde mediados de agosto, después del extendido triunfo oficialista en las elecciones primarias, se puso de moda entre los politólogos la pregunta sobre si Cambiemos pasaría de ser una coalición a ser un partido. Y como caja de resonancia perfecta, una parte de esa incógnita se está discutiendo por estos días en el Congreso Nacional.

La coalición oficialista evalúa, a instancias de la Casa Rosada, dejar atrás la forma de interbloque que adoptó en diciembre de 2015 y pasar a conformar un bloque único de legisladores, bajo el sello que triunfó en las urnas y que se convirtió hace una semana en marca política del éxito. Sin embargo, alcanzar ese objetivo no será sencillo. Los socios del PRO en Cambiemos se resisten a perder las identidades separadas, además de los recursos y los resortes de poder.

La idea nació hace cuatro meses, después de un cierre de listas que para el oficialismo implicó tironeos y negociaciones ásperas en varias provincias en las que los aliados reclamaban internas que el PRO, siempre que pudo, se negó a conceder. Ese proceso fue desgastante para varios de los integrantes de la alianza, al punto que desembocó en la idea de convertir a Cambiemos en una fuerza única y no ya en una coalición de partidos, al menos en el Congreso.

En la Legislatura porteña esa estrategia está muy avanzada (de lo que se informa aparte), con los dos socios electorales porteños dispuestos a conformar un único bloque, el PRO y la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI), bajo el sello Vamos Juntos. Si bien en el partido que fundó Elisa Carrió hubo algunas dudas, la decisión de la primera diputada electa por la Ciudad fue definitiva. No es menor que en ese armado no participa la UCR, que en el distrito acompañó la candidatura de Martín Lousteau y que, a nivel nacional, es quien más resistencia opone a la conformación de bloques legislativos únicos. Una resistencia que hasta ahora viene siendo exitosa.

Para la UCR la negativa pasa por dos vías: la ideológica y la institucional. Por un lado, no están para nada convencidos de perder el sello propio en el Congreso; pero además, advierten que la Convención radical, que es la máxima autoridad partidaria, no les permite a sus legisladores disolver las bancadas radicales. Allí sólo fue votada la alianza a nivel nacional, excepto en distritos como la Ciudad o Santa Fe adonde no hubo acuerdo, pero ningún paso posterior que avance más que eso.

Abandonar la identidad propia actual para diluirla en Cambiemos implicaría para los radicales no sólo un golpe al ego muy fuerte, sino también la pérdida de recursos y de espacios de poder que vienen con la cantidad de diputados y senadores que puede ostentar el partido. Desde designaciones en lugares clave, como el Consejo de la Magistratura o la Auditoría General de la Nación, hasta la asignación de oficinas, asesores, cocheras y automóviles en el Congreso.

Hay un dato que suma presión en este escenario y es que desde diciembre cambiará la relación de fuerzas al interior del interbloque. Hasta ahora, el radicalismo era la pata legislativa mayoritaria en Cambiemos. En un mes y medio, lo será el PRO, que tendrá entre 10 y 12 diputados más que la UCR. No en vano, algunos radicales estuvieron buscando cómo inflar el bloque y sondearon la posibilidad de sumar a la bancada a Martín Lousteau y Carla Carrizo, electos por la Ciudad en la lista Evolución, apoyada por el radicalismo orgánico. No parece una misión destinada al éxito.

Con Enrique Coti Nosiglia como impulsor, la UCR porteña quiere dar la pelea para que Lousteau se mantenga en pie como opción para 2019. "Somos la última barrera para que el radicalismo no se entregue mansamente al PRO a nivel nacional", dijo días atrás Hernán Rossi al diario Clarín. Rossi es ladero de Nosiglia y quiere tallar en la pelea por la presidencia del Comité Nacional, agendada para diciembre.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000080,500086,5000
DÓLAR BLUE0,0000149,0000153,0000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,0880-148,3493
EURO0,397098,639798,6762
REAL-0,345915,579915,5848
BITCOIN1,575419.057,490019.067,1600
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000033,7500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-7,142932,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-6,535935,7500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000033,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-2,298985,0087,00
CUPÓN PBI EN PESOS-1,76471,671,70
DISC USD NY0,000061,1061,10
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,647054.913,3500
BOVESPA0,4300111.399,9100
DOW JONES0,200029.823,9200
S&P 500 INDEX0,17913.662,4500
NASDAQ-0,050012.355,1060
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,7745423,6550426,9619
TRIGO CHICAGO2,2104212,3786207,7857
MAIZ CHICAGO0,9644164,8556163,2809
SOJA ROSARIO-1,1799335,0000339,0000
PETROLEO BRENT1,602748,180047,4200
PETROLEO WTI1,414145,180044,5500
ORO0,71111.827,00001.814,1000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology