Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

PBI cayó más de lo previsto en 2016, pero alza en último trimestre pone fin a recesión

Los números del Indec confirman que en 2016 la economía cayó 2,3%. No obstante, mejoró sobre el final del año con un repunte de 0,5% frente al trimestre anterior.

PBI cayó más de lo previsto en 2016, pero alza en último trimestre pone fin a recesión

La recesión en 2016 fue más fuerte que lo prevista oficialmente: alcanzó una disminución de la economía de 2,3%, frente al 1,5% estimada por el Gobierno. Los números difundidos ayer por Indec sobre el avance de nivel de actividad así lo confirman.

No obstante, los ansiados "brotes verdes" que tanto se demoraron en llegar se empiezan a concretar en los datos oficiales: en el último trimestre el PBI se expandió un 0,5% frente al período comprendido entre julio y septiembre, el segundo crecimiento trimestral consecutivo.

Que la economía haya experimentado dos trimestres consecutivos de expansión confirmaría que la recesión quedó finalmente atrás. Así al menos lo define la Oficina de Análisis Económico de EE.UU. (BEA, por sus siglas en inglés). No obstante, varios de los sectores económicos aún registraron variaciones negativas en el último período del año pasado, al compararlos con el octubre-diciembre de 2015.

Además, la serie desestacionalizada del PBI para trimestres anteriores se modificó levemente, identificó Ecolatina. En particular, la variación del tercer trimestre de 2016 fue modificado al alza: pasó de -0,2% en el comunicado de cuentas Nacionales de diciembre 2016 a 0,1%. "Si bien este ajuste es mínimo (dicha variación es prácticamente nula y puede volver a ser negativa con futuras revisiones), le permite al Gobierno decir que el PBI creció dos trimestres consecutivos (0,1% en el tercero y 0,5% en el cuarto), por lo que ‘técnicamente’ la economía local salió de la recesión a fines del año pasado", señaló.

La economía como conjunto cayó 2,1% en el cuarto trimestre de 2016 frente a igual período de 2015, una baja menor a los dos trimestres anteriores, cuando la comparación arrojó una contracción de 3,7% interanual.

Cuando se analizan los componentes del PBI, el consumo cayó en 2016 un 1,4%; la inversión, 5,5% (formación bruta de capital fijo); mientras que el "consumo público" creció 0,3% y, las exportaciones mejoraron 3,7%. "Por ende, la demanda interna (consumo + inversión) cayó casi 2% el año pasado", sostuvieron desde la consultora Ecolatina.

Con respecto a la inversión, la baja de 5,5% respecto a 2015 se explica principalmente por la caída del componente construcción (-12,8%), y en menor medida por Maquinaria y equipo (-1,1%). El único componente que mejoró el año pasado fue Equipo de transporte (10,3%) gracias al importado (32%). "De esta forma, el ratio inversión producto retrocedió el año pasado. A precios constantes dicho cociente pasó de 19,6% del PBI en 2015, a 19% en 2016 (a precios corrientes el ratio IIBF/PBI bajó de 15,8% del PBI en 2015, a 14,8% en 2016)”, agregaron en Ecolatina.

Con respecto al repunte de las exportaciones, que mejoraron un 3,7% en 2016 (en el último trimestre lo hicieron un 7,7% frente a igual período de 2015), hubo dos factores que tuvieron que ver: la expectativa de devaluación y levantamiento del cepo sobre finales de 2015 frenó las ventas el exterior, lo que dio una baja base de comparación.

Las importaciones, por su parte, crecieron fuerte en 2016: se expandieron un 5,4%. “La sustitución del régimen para las compras externas (se sustituyó las DJAI por el SIMI) fue clave para apuntalar los volúmenes importados, más allá del encarecimiento de las compras externas por la devaluación (que a lo largo del año la inflación termino licuando parcialmente)”, evaluó Ecolatina.

Si bien los datos de la evolución de los precios al consumidor desde el Indec comenzaron con el número de mayo (lo que impide hacer aún una comparación anual), la variación de precios implícitos que surge del PBI arroja que la expansión fue de 40,6% el año pasado y, para el caso del consumo de las familias, de 41%.

A nivel sectorial, en 2016 el que peor evolución tuvo fue construcción, con una baja de 11,3%; seguido por la industria manufacturera (5,7%); la agricultura, ganadería, caza y silvicultura (5,5%) y explotación de minas y canteras (5,3%). Precisamente estos dos últimos grandes grupos fueron beneficiados con quita o baja de retenciones que llevó a cabo del gobierno macrista.

En el otro extremo, entre los que mejor les fue están transporte y comunicaciones, con 3,2%; servicios sociales y de salud (2,7%); y administración pública y defensa, y enseñanza, ambos rubros con un crecimiento de 1,9% en 2016 en comparación con 2015.