Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Ottavis creó una web para defenderse de las acusaciones de violencia de género

Ottavis creó una web para defenderse de las acusaciones de violencia de género

El diputado José Ottavis rompió el silencio y creó una página web para ponerle voz a un rumor que corre desde hace tiempo. Allí, el hombre de La Cámpora explica la interna familiar que tiene como protagonista a su exmujer Laura Elías, quien viene denunciándolo por violencia de género. "Soy diputado provincial por el Frente para la Victoria, militante político, pero sobre todo, padre. En los últimos años se habló mucho de mi rol como marido, como padre, pero también sobre la vida de mi hijo", arraca el texto.


"Mi ex mujer realizó denuncias de todo tipo, desde violencia de género hasta el secuestro de mi hijo, y los medios las multiplicaron sin pausa", decarga en su web Ottavis.


Ottavis hace un relato pormenorizado de una situación familiar que, según él comenzó en el mismo momento en el que contrajo matrimonio, si no  que incluso refuerza su exposición con copias de las distintas presentaciones judiciales que hizo a lo largo de estos años.

"La denuncia judicial por violencia la hice yo, para proteger a mi hijo de esa pesadilla a la que él no quería volver", afirma. 

El diputado manifestó en su cuenta de Twitter que nunca respondió a las acusaciones públicas por respeto a su hijo. "Laura y mi hijo convivían con varios perros. Un día, uno de ellos atacó a mi hijo, mordiéndole la cara. La marca del ataque la tiene hasta el día de hoy", escribió.

Según el novio de Vicky Xipolitakis, su hijo de 12 años, no tiene más trato con su mamá y por orden jucial no puede retomar el diálogo hasta en tanto ella no retome un tratamiento psiquiátrico o psicológico.