Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Otra vez le tiraron piedras al auto que trasladaba a Macri y hubo detenidos

Como pasó en Mar del Plata, en una protesta de ATE, sufrió una agresión mientras se trasladaba a un acto. Rompieron dos vidrios de la camioneta y hubo siete detenidos

"De nada sirve agredirnos o estar divididos", reclamó

A cuatro meses de la agresión que sufrió en Mar del Plata, unas 10 personas lanzaron piedras contra la camioneta de la cooperativa local en la que se desplazaba el presidente Mauricio Macri en la localidad neuquina de Villa Traful, a 60 kilómetros del country de Neuquén donde descansa, antes de encabezar un acto de inauguración de obras públicas. El resultado fueron dos vidrios rotos y siete personas detenidas.

Mientras está demorada la entrega de una camioneta blindada presidencial, según contaban en la Casa Rosada ayer, defendiendo el operativo de seguridad, Macri había terminado en el camino de una protesta de ATE porque quiso desviarse de la ruta original para comprar alfajores para su hija Antonia. Según versiones periodísticas, las personas que arrojaron las piedras, luego de que el mandatario intentara hablar con ellos, según fuentes oficiales, habrían estado identificadas con ATE. A su vez, el gremio de estatales denunció anoche una represión policial. Y no obstante, el subsecretario de Seguridad neuquino, Gustavo Pereyra, aclaró que de su gremio no hubo demorados ni heridos y aclaró que sólo hubo una mujer policía golpeada por una piedra. A su vez, el secretario general del sindicato, filial Neuquén, Carlos Quintriqueo, reivindicó el "escrache" pero se desligó de las piedras.

A pesar de los incidentes (que con el micrófono las relativizó al decir "de nada sirve agredirnos o estar divididos"), Macri continuó diez cuadras para el acto programado en el que, según Presidencia, inauguró un Centro de Información Ambiental. Enojado porque el mandatario criticó al MPN, el vicegobernador Rolando Figueroa recordó más tarde que el edificio ya había sido inaugurado hace una semana.