Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Otra vez, la Argentina aparece muy mal parada en el ranking mundial de corrupción

El informe de percepción de corrupción de Transparencia Internacional para el 21015 la ubica 107 sobre 167 naciones. Recorré el mapa interactivo.

La Argentina volvió a quedar mal parada en el ranking global de percepción de corrupción que elabora Transparencia Internacional, al ocupar el puesto 107 sobre un total de 167 naciones.

El ranking habla de la percepción del año pasado, el último de gobierno de Cristina Kirchner. Durante sus dos mandatos, la Argentina se mantuvo bastante estable por debajo de la mitad de la tabla, entre los países percibidos como altamente corruptos.

El puesto del año pasado es idéntico al del 2014. El mejor lugar del ránking en esos años lo alcanzó en 2011, cuando llegó al puesto 100; y el pero, en 2008, cuando ocupó la posición 109. Cuando asumió Cristina en 2007, el país estaba en la posición 105.

En el tope de la tabla, percibidos como países muy transparentes, están Dinamarca, Finlandia y Suecia. El top ten los completan Nueva Zelanda, Holanda, Noruega,  Suiza, Singapur, Canadá y Alemania, empatado en la décima posición con Luxemburgo.

El país latinoamericano mejor ubicado es Uruguay, 21 en la tabla. Le sigue Chile, 23. Ambos están entre los países en los que la percepción de corrupción es realmente baja.

En las primeras ediciones del ranking, la Argentina también ocupaba la mitad de la tabla, aunque de un grupo mucho más reducido de naciones: en 1995, era 24 de un total de 41 países analizados; en 1996, 35 de 54; pero en 1997 cayó hasta la posición 42 entre 52 estados.