U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Oposición y organismos de DD.HH. rechazan reforma de las FF.AA

Agustín Rossi, jefe de los diputados del PJ-FpV, cuestionó la medida

Agustín Rossi, jefe de los diputados del PJ-FpV, cuestionó la medida

Dirigentes de distintos espacios de la oposición cuestionaron ayer la decisión del Gobierno de habilitar a las Fuerzas Armadas a realizar tareas de "seguridad interior" y reclamaron que se discuta ese cambio en el Congreso, algo que el Ejecutivo ya rechazó de plano tras acordar las modificaciones con sus socios de la UCR y la Coalición Cívica.

El bloque de diputados nacionales del PJ-Frente para la Victoria consideró como una "degradación de la democracia y el estado de derecho" el cambio en la política de defensa anunciada por el presidente Mauricio Macri. "Desde 1983 es una política de Estado separar la defensa nacional de la seguridad interior. Involucrar a las Fuerzas Armadas en asuntos de narcotráfico es ilegal y en países como México, Colombia y Brasil fracasó, lo que generó una revisión de esa decisión", advirtió el bloque que preside Agustín Rossi.

En un comunicado, los diputados kirchneristas indicaron que "entrometer a las Fuerzas Armadas en seguridad interior exige la modificación de tres leyes piramidales de la Democracia argentina: Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia. Sin ello sería ilegal". En particular, Rossi, destacó que ni siquiera Estados Unidos aplica la doctrina que ahora impulsa el Gobierno, ya que ese país "mantiene la diferencia de roles y separación entre Defensa y Seguridad".

En la misma sintonía, el diputado nacional del Frente Renovador Felipe Solá advirtió: "Si quieren reformar las Fuerzas Armadas y derogar las leyes existentes, que vengan a discutirlo al Congreso". En declaraciones a radio La Patriada, el ex gobernador bonaerense afirmó que "no es conveniente para la seguridad de un país que ha tenido un partido militar, que las Fuerzas Armadas estén a cargo de la seguridad interior".

Sin embargo, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, enfatizó ayer que para el Gobierno "no hace falta que pasen por el Congreso Nacional" las modificaciones y que "antes del miércoles, los dos instrumentos legales" con los cambios, "van a estar firmados por el Presidente".

"No hace falta que esto pase por el Congreso Nacional porque la Ley de Seguridad va a seguir vigente", aseguró el ministro al canal TN y sostuvo que el Gobierno está "reconvirtiendo el accionar de las Fuerzas Armadas" ya que "la Argentina no va a ser invadida por una fuerza extranjera" ni tiene "conflictos por territorios limítrofes".

En contra de esa reconversión se pronunció también el ex canciller Jorge Taiana, quien resaltó que esa institución está "para defender la soberanía de la Nación" y no "para ser auxiliar de las fuerzas de seguridad".

En tanto, la directora de Seguridad y Justicia del CELS, Paula Litvachky, atribuyó la medida a que el Gobierno "necesita sobredimensionar el aparato de seguridad en épocas de conflictividad social". "Viene siendo la posición del Gobierno desde que asumió, sobre todo en estos últimos meses donde esto se vio con mayor fuerza", sostuvo.

En declaraciones a radio FutuRock, resaltó: "Macri dijo que las Fuerzas Armadas tiene que seguir con sus funciones principales que tienen que ver con la defensa de la soberanía y la integración territorial, pero también dijo que tienen que colaborar con la seguridad interior. Esta última es la parte de mayor indefinición. Hay que ver cómo lo dejan plasmado, pero va en línea con lo que se venía haciendo y diciendo".