Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Oposición pide cambios al régimen público privado y volvería al Senado

Hay diferencias incluso en Cambiemos por lo que el dictamen se dejó abierto para firmar hoy. El FpV, el Frente Renovador y el Bloque Justicialista vetaron varios artículos

Oposición pide cambios al régimen público privado y volvería al Senado

El proyecto para establecer un régimen de contratación público privada, que ya fue aprobado por el Senado, encontró ayer fuertes críticas de la oposición en un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados y su suerte es incierta. Los tres principales bloques opositores, el PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV), el Frente Renovador (FR) y el bloque Justicialista (BJ), reclamaron una multiplicidad de cambios a la iniciativa. Y hasta un integrante de Cambiemos, el macrista Pablo Tonelli, pidió modificar un artículo.


Para lograr avanzar, el macrista Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto, propuso firmar el dictamen y que los cambios se realicen durante la discusión en particular en el recinto, en una semana. Y dejó abierta hasta hoy la posibilidad de dar despacho al texto.


Con este panorama, todo indica que el proyecto terminará volviendo al Senado, que a su vez deberá aceptar o rechazar las modificaciones que introduzcan los diputados. A esta altura del año, ello podría significar una demora clave en una iniciativa que el Poder Ejecutivo quisiera ver convertida en ley cuanto antes.


La discusión en las comisiones de Legislación General y Presupuesto estuvo copada por las críticas opositoras, pese a que todos los bloques destacaron su acuerdo con la necesidad de establecer un régimen de contrataciones público privadas. Para Diego Bossio (BJ), "hay muchas cosas por mejorar". "Lo queremos modificar casi artículo por artículo", subrayó y pidió convocar al procurador del Tesoro, Carlos Balbín, para que dé su opinión.


Según Bossio, quien asume la inversión tiene "prerrogativas excesivas" mientras que "el Estado está en desventaja con respecto al privado" porque "asume riesgos, estudios y costos ambientales". En ese punto también coincidieron el FR y el PJ-FpV. "Pareciera que tenemos que entregar todos derechos estatales para que haya una inversión", lamentó Bossio.


Para Marco Lavagna (FR), "hay que hacer un equilibrio entre las garantías que hay que dar y las que son un exceso". El massista consideró que el texto aprobado por el Senado da "garantías en temas que son de riesgo empresarial" y pidió que la Cámara de Diputados establezca "algunos límites". "El artículo uno posibilita que el Estado haga con este régimen hasta un maxikiosco. Esto debe ser para infraestructura", reclamó.


A su vez, el ex ministro de Economía y diputado del PJ-FpV, Axel Kicillof, pidió –sin éxito– demorar la firma del dictamen para escuchar en las comisiones a los sectores que serán afectados por la sanción del proyecto. "Como está planteado, puede servir para privatizar un servicio público. Sé que no es la intención, pero entonces que no quede el hueco", pidió. Y observó que el texto "parece escrito por un contratista extranjero que quiere ingresar en el mercado".


La socialista Alicia Ciciliani y la líder del GEN, Margarita Stolbizer, anunciaron a su vez que no acompañarán la iniciativa. Tonelli, en tanto, pidió una modificación menos estructural, pero modificación al fin. Para el diputado, deben incluirse a los entes binacionales en la norma. "Sé que Yacyretá tiene interés en este instrumento", explicó. Y hasta los radicales Ricardo Alfonsín y Luis Pastori anunciaron que firmarán el dictamen en disidencia parcial.