DEPENDER PRINCIPALMENTE DEL INGRESO POR DERECHOS DE EXPORTACIÓN

Oficina del Congreso pone en duda la meta de recaudación para 2019

Según analistas, el Presupuesto sobreestimó el ingreso fiscal por comercio exterior y aportes patronales. Descreen que se pueda cumplir el objetivo impositivo

Para recaudar lo suficiente en 2019 y así cumplir con la meta de déficit primario cero, el Presupuesto promulgado prevé un fuerte aumento de los ingresos tributarios por derechos de exportación y seguridad social que, según advierten analistas, está sobreestimado.

Los supuestos que utilizó el Ministerio de Hacienda para cumplir el próximo año con la meta de recaudación de $ 3.500.000 millones (un 15% por encima de los recursos presupuestados en 2018, basado en un crecimiento proyectado de 3,5% del PBI) se están poniendo en duda.

Esto fue planteado por un informe publicado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), que aseguró que existe "una baja probabilidad que se alcance la cifra (de recaudación) prevista en el mensaje de elevación del Proyecto de Presupuesto 2019".

Según el organismo, el principal componente inflado es el ingreso por Derechos de Exportación, que acumuló $ 98.366 millones hasta noviembre último contra un cálculo en el Presupuesto 2019 de $ 161.391 millones". Es decir, que este año terminará ingresando al Tesoro apenas un 60% de las retenciones previstas para 2019, una brecha significativa.

Según el Presupuesto, el aumento del derecho sería consecuencia de un incremento anual de exportaciones de 20,9% en cantidades y 19% en valor, alcanzando así la cifra de u$s 74.600 millones, impulsado principalmente por las expectativas de repunte de la campaña agrícola. Es decir, un aumento con respecto a lo exportado en 2018 de más de u$s 13.000 millones.

Para Javier Curcio, economista de Finanzas Públicas de la Universidad de Buenos Aires, este pronóstico es una exageración, "por más que el tipo de cambio ayude y haya cosecha récord". Y agregó: "Hay varias fuentes de sobreestimacion de ingresos, pero la que más llama la atención es el monto que corresponde al comercio exterior".

La cifra presupuestada implicaría alcanzar el mismo nivel de ventas al exterior que en 2013. En ese año, se exportó por un total de u$s 75.900 millones impulsado por una campaña de granos y oleaginosas de 105 millones de toneladas a un precio de u$s 500 por tonelada. En cambio, para 2019, se prevé una cosecha agrícola de 125 millones de toneladas, pero a un precio de u$s 300 cada mil kilogramos.

Un segundo factor que pone en riesgo la meta de déficit cero es la estimación de recursos provenientes de la seguridad social, que no crecería por la disminución de la evasión, "producto de la mejora en el funcionamiento de los organismos de control", como indica el Presupuesto, sino más bien lo contrario.

"Los aportes y contribuciones a la Seguridad Social se ubicarían en niveles inferiores a los $ 922.846 millones proyectados en el presupuesto, ya que acumulan en 11 meses $ 803.470 millones", señaló, en contraste, la OPC.

El economista y experto en temas fiscales, Oscar Cetrángolo, coincidió con este argumento en una publicación en Alquimias Económicas en la cual aseguró que "difícilmente se puedan lograr mejoras en el control de la evasión en un período recesivo y esa mención solo significa que los recursos se encuentran sobreestimados".

Un ejemplo de eso es la expectativa de que la baja de contribuciones patronales implique una pérdida de sólo 0,1% del PIB, una tercera parte de lo esperado por Cetrángolo.

En cuanto a la mejora del control fiscal por parte del Gobierno, Curcio argumentó que es poco probable, ya que en años recesivos el organismo tiene menores posibilidades de "apriete a las empresas".

Tags relacionados