Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Obama se reúne con Macri con el comercio en el peor nivel en ocho décadas

La participación estadounidense en el comercio total argentino fue cayendo en los últimos tiempos hasta ubicarse en mínimos para los últimos 80 años. Argentina tiene con EE.UU. el segundo mayor déficit comercial en el mundo

La visita a Buenos Aires del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, genera la expectativa de un mayor acercamiento bilateral, que derive en mayores inversiones y permita incrementar el comercio bilateral, sobre todos las ventas a ese destino, que se encuentra en mínimos en más de ochenta años.

Argentina tiene hoy Estados Unidos el mayor déficit de su comercio mundial, sólo superado por el rojo que tiene con China, al alcanzar u$s 4272 al cierre de 2015. De acuerdo con un informe de la consultora DNI, que conduce Marcelo Elizondo, desde 2001 a esta parte achicó sus exportaciones al gigante norteamericano, hasta u$s 3382 millones en 2015, que representaron apenas el 5,9% del total de las ventas argentinas al mundo. El año pasado, hubo importaciones desde EEUU por u$s 7655 millones, o 12,7% del total de comprar argentinas al mundo.

En 2015 las exportaciones argentinas a EEUU llegaron a 3.382 millones de dólares, y las importaciones desde EEUU sumaron 7.655 millones de dólares. Las exportaciones representan el 5,9% del total, y las importaciones el 12,7% del total de compras argentinas desde el exterior.

En tanto, en 2001, EEUU explicaba el 10% de las exportaciones y el 18% de las importaciones locales. Pero el intercambio entre ambos países comenzó a perder relevancia relativa. En ese marco, un trabajo de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) coincide en que en poco más de 10 años, la participación de EE.UU en el comercio total de la Argentina fue "en franco declive", hasta ubicarse en niveles que no se registraban desde la crisis de la década de 1930.

Al respecto, la cámara indicó que desde 2007 a la actualidad, la incidencia de EE.UU. en el intercambio exterior argentino se ha ubicado por debajo del 10%. "Hay que remontarse al período 1932-34, hace más de 80 años, cuando el mundo sufría las consecuencias de la crisis del 30, para volver a encontrar una incidencia inferior al 10%", recalcó la CAC.

Al tomar el período enero-octubre 2015, últimos datos disponibles indica la CAC, el comercio bilateral total mostró una merma interanual de 15,6%, mientras el saldo arrojó un déficit para la Argentina de u$s 3467 millones, 8,7% por debajo del rojo que habían arrojado los primeros diez meses de 2014.

Elizondo agregó que en 2001 Estados Unidos era el segundo destino de las exportaciones argentinas, y pasó al tercer lugar en 2014 y 2015. Además, pasó de ser el segundo origen de las importaciones en 2001 –lo que se despachaba desde EE.UU. más que triplicaba lo que se importaba desde China– a ser el tercer proveedor de bienes de Argentina, detrás de Brasil y China.

Respecto de la composición del comercio bilateral, se destacan exportaciones donde el petróleo –en distintas variedades– participa con un 10%; el biodiesel, con 6,1%; y distintos productos agropecuarios, como vinos, miel, té, frutos rojos y cueros.

En cuanto a las importaciones, el gasóleo ocupa la primera posición con 13,9% del total, y tienen relevancia también distintos productos químicos, como herbicidas y pigmentos; y maquinarias desde las máquinas para sondeo hasta grupos electrógenos.

Oportunidad

Ante el alicaído comercio, empresarios y analistas concuerdan en que la visita de Obama puede servir para reimpulsar la relación política y económica, ya sea para profundizar y diversificar el intercambio comercial como para incrementar las inversiones de ese país en la Argentina.

En ese marco, Elizondo remarcó que ambos países son competidores en numerosos productos exportables, como los granos y derivados de la soja y el maíz, por lo que "la relación comercial resulta compleja, y Argentina exporta a EE.UU. muchos productos que son los más exportados en general".

Por eso, el analista sostuvo que "lo más relevante del potencial de relacionamiento entre EEUU y Argentina en materia económica está más por el de la inversión". Al respecto, abundó que Estados Unidos como país es "el principal emisor de inversión extranjera en el mundo" y "aún con las dificultades que tuvieron las empresas norteamericanas, se constituye en el principal inversor externo presente en la Argentina, con 21% del total, por delante de España y Francia.