Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Nuevo intento del PJ en el Senado para subordinar la deuda al aval legislativo

El plenario de las comisiones de Presupuesto y de Economía se reunirá hoy a la noche en el Senado para volver a intentar avanzar con el proyecto

Rodríguez Saá aceptará cambios para poder avanzar

Rodríguez Saá aceptará cambios para poder avanzar

Los senadores peronistas intentarán hoy cumplir el dicho popular que reza que la tercera es la vencida. Será en un plenario de las comisiones de Presupuesto y de Economía de la Cámara alta, en el que buscarán finalmente conseguir dictamen para el proyecto presentado por el puntano Adolfo Rodríguez Saá y que lleva también la firma del jefe del bloque mayoritario, el rionegrino Miguel Pichetto, para modificar la Ley de Administración Financiera y que cualquier endeudamiento, interno o externo, requiera aprobación legislativa.

La cita está marcada en el Salón Illia para un horario llamativo, las 20, porque no había otro momento del día en que los integrantes de las comisiones no tuvieran otra actividad en el Senado. A pesar de la hora –se estima que la reunión de comisión terminará a las 22–, todos comprometieron ante Rodríguez Saá su presencia para lograr el quórum y dictaminar. A cambio, el puntano anticipó que concederá modificaciones técnicas para sumar apoyos.
En las dos anteriores reuniones de las comisiones, el proyecto no consiguió la cantidad de firmas necesarias para avanzar, y por ello los senadores peronistas no pudieron aprobarlo, como querían, junto con la ley que validó el acuerdo con los fondos buitre.

El texto, que también lleva las firmas del salteño Rodolfo Urtubey y el ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, entre otros, propone modificar el artículo 60 de la Ley 24.156 y establece que el Estado Nacional "no podrá realizar operaciones de crédito público de ninguna naturaleza, ni reestructurar deuda pública" sin la venia del Congreso. Además, propone retocar el artículo 65 de la misma norma para prohibir la prórroga de la jurisdicción soberana sin autorización legislativa.

Para conseguir esa venia, el Ejecutivo deberá enviar al Congreso un proyecto de ley indicando qué tipo de deuda busca contraer, cuál es el monto máximo autorizado para la operación, el plazo de amortización y a qué destinará el dinero que consiga.

Estas disposiciones obligarían a la Casa Rosada a negociar con los legisladores y, puntualmente, con el peronismo, cada detalle de las emisiones de deuda que pretenda concretar y que, según analistas privados, alcanzarían los u$s 40.000 millones este año. Sin embargo, para el macrismo la presentación del texto no augura conflictos, aun cuando alcanza a todos los organismos dependientes de la Nación, excepto el endeudamiento de índole comercial y a las entidades financieras como el Banco Central y el Banco Nación.
Además de los avales de los senadores mencionados, el proyecto reúne las firmas del santafesino Omar Perotti, los tucumanos Beatriz Mirkin y José Alperovich, el entrerriano Pedro Guastavino y la puntana Liliana Negre, junto a los apoyos de Eduardo Aguilar, Juan Pais, Daniel Lovera, Sandra Giménez, Dalmacio Mera, Sigrid Kunath, Juan Irrazábal, Walter Barrionuevo, José Alperovich, Norma Durango, Graciela De la Rosa, Marina Riofrío, Carlos Espínola, Inés Blas y María Laura Leguizamón, todos de distintas fracciones del peronismo.

La iniciativa no afectará a las emisiones de deuda de las administraciones provinciales, que seguirán siendo contempladas en la Ley de Presupuesto, aunque las provincias también tienen requisitos para endeudarse: deben conseguir autorización de la Casa Rosada. Así, el Senado y, a través de él, los gobernadores, tendrán incidencia en las autorizaciones de endeudamiento del gobierno nacional, que a su vez podrá habilitar o no la toma de deuda de las provincias.