Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Nuevo conflicto en puerta: petroleras quieren suspender 10 mil trabajadores en Neuquén

Es, según confirmaron desde la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE), porque no pueden hacer frente a la estructura de costos, de acuerdo con el actual nivel de actividad y el precio internacional del crudo. 

Nuevo conflicto en puerta: petroleras quieren suspender 10 mil trabajadores en Neuquén

Cuando parecía que la crisis con los petroleros de Chubut se había encaminado a conseguir un acuerdo para evitar los despidos, empresas petroleras de Neuquén hicieron una presentación al Ministerio de Trabajo en la que le solicitaron al Gobierno que avale un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), que podría llegar a generar suspensiones de hasta 10.000 del sector.

La Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) fue la que motorizó el pedido hace una semana, pero que trascendió hoy, y argumentó que el motivo está relacionado con la caída del precio del crudo a nivel internacional y los niveles actuales de actividad en el sector, según informó el sitio El Inversor Online.

De acuerdo con la cámara empresaria, este procedimiento especial permitiría que "las empresas alivien su costo laboral, manteniendo personas calificadas y experimentadas en condiciones de reanudar la actividad cuando ésta se produzca" y "las autoridades activan una herramienta que minimiza el impacto social  y contribuye a la sustentabilidad de las empresas". 

El Procedimiento Preventivo de Crisis es una herramienta que pueden solicitar las empresas para recortar los costos laborales, ya que paga a los empleados aproximadamente el 60% del salario. Es lo que se conoce como "suspensión subsidiada". Además, el empleador tampoco paga las cargas sociales, que representan un 40% del costo laboral. 

Según pudo saber CRONISTA.COM de fuentes del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, los puestos de trabajo que estarían en riesgo ascienden a 1.000, aunque descartaron que pueda extenderse al resto de los trabajadores.

El día D, según los dirigentes del gremio petrolero, será el próximo lunes, ya que mantendrán una reunión con las empresas petroleras neuquinas, en la cual intentarán cerrar el mismo compromiso que asumió hoy el CEO de YPF, Miguel Galuccio, de no despedir a trabajadores en la provincia. Sobre esa reunión, mañana saldrá una nota especial en la edición impresa de EL CRONISTA, con detalle de los acuerdos entre el gremio y la petrolera estata.