Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Noche de gala de Conciencia: sin el Presidente, Peña destacó el cambio

Como sucede cada año, la cena anual de la ONG Conciencia se convirtió anoche, en el Hotel Hilton de Puerto Madero, en una vidriera privilegiada para políticos, empresarios y artistas. Esta vez, el presidente Mauricio Macri pegó el faltazo con la excusa de tener que cuidar a Antonia ante un viaje al exterior de su mujer Juliana Awada. En representación del Gobierno, asistió el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien ante un auditorio de 1000 personas comparó la incertidumbre que se sentía en la gala del año pasado con el cambio que llegó con la gestión actual. Entre otras cosas, dijo que "el Congreso está abierto, dialoga y debate" y que "los gobernadores pueden trabajar con el Presidente". Destacó que "este es un país sin retenciones agropecuarias y sin cepo cambiario". Y hasta pidió un aplauso para Sergio Massa que el año pasado propuso la creación de un jardín para los más chiquitos idea tomada por Macri.
Precisamente, el líder del Frente Renovador, quien concurrió junto a su mujer Malena, fue acosado por la prensa para consultarlo sobre el proyecto de emergencia ocupacional que debatirá Diputados mañana. Lo mismo le pasó al ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay.
La gobernadora María Eugenia Vidal estuvo presente en el arranque y luego se retiró. Pero antes, posó para la fotos junto a José ‘Pepe‘Scioli. Entre los gobernadores, se destacaron el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, el mandatario de Salta José Manuel Urtubey y su par de Santa Fe, Miguel Lifschitz. También se vio al titular de la Cámara baja, Emilio Monzó, al joven Peter Robledo y Gerónimo Venegas.
Del gobierno K, se vio a Juan Manuel Abal Medina.
Infaltable, como siempre, estuvo Mirta Legrand.