Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

No cesa el conflicto petrolero: suspendieron trabajadores en Chubut

No cesa el conflicto petrolero: suspendieron trabajadores en Chubut

Para el sector petrolero, la paz parece no llegar nunca. Superados los conflictos en Neuquén, las malas noticias llegaron desde más al sur. En Chubut, el sindicato del petróleo y gas privado ahora denunció que la compañía Servicios Petroleros Argentina (SP Argentina) envió 254 telegramas de suspensión sin goce de haberes.
La entidad que conduce Jorge Ávila reclamó así contra una de las contratistas de YPF, que ya había estado involucrada en el conflicto de Rincón de los Sauces, Neuquén, por la demora en el pago de indemnizaciones.

El vocero del sindicato, Carlos Gómez, anunció que hoy habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación en la que pedirán dejar sin efecto las suspensiones y que la empresa estatal se haga cargo de la situación. YPF dice que no tiene "nada que ver" y que opera, por el momento, con normalidad, una semana después de que se viera afectado el suministro de combustibles en Chubut por otro reclamo gremial.

La firma de servicios, con una planta de 520 trabajadores, distribuidos en la cuenca del Golfo San Jorge (en el sur de Chubut y el norte de Santa Cruz) y Neuquén, tiene un abierto concurso de acreedores desde el 21 de diciembre. Su caso está en el Juzgado Nacional en lo Comercial 27, a cargo de la jueza María Virginia Villarroel y del secretario Diego Ricardo Ruiz.

De los 254 empleados de SP que fueron suspendidos, 110 son trabajadores de base que operaban en Comodoro Rivadavia y el resto es personal jerárquico.

Una fuente del sector, en off the record, indicó: "Los problemas van a seguir, no creo que se acaben en el corto plazo porque los de SP quieren cerrar la empresa sin hacerse cargo de nada. Cuando se arregle lo de estos 254 empleados van a ser los otros los que protesten".

La semana pasada, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, también cargó contra esa firma de servicios y dijo que sus ejecutivos son unos "sinvergüenzas". Das Neves delegó la búsqueda de una solución en su ministro coordinador de gabinete, Alberto Gilardino.

Los problemas en esta parte de la Patagonia ocurren mientras, en paralelo, se desarrollan las mesas de negociaciones entre las empresas petroleras, los sindicatos y el gobierno de Chubut para lograr mejoras (al estilo de Vaca Muerta) en la productividad de los pozos en la cuenca del Golfo San Jorge. Allí, según los especialistas, los yacimientos están maduros y el tipo de petróleo que se extrae (Escalante) es un crudo pesado que solamente se refina en La Plata y tiene un bajo precio (u$s 48,10 en febrero) y una menor calidad. El sector espera replicar también las negociaciones en Santa Cruz. En ambas provincias, se esperan más de 2000 despidos en los próximos meses. Es por eso que esta clase de conflictos gremiales, en lugar de apagarse, brotarán durante el año.

La semana pasada fueron los trabajadores despedidos de los pozos petroleros convencionales de Rincón de los Sauces quienes bloquearon la producción de YPF en Neuquén. El reclamo era para cobrar sueldos e indemnizaciones adeudadas por las contratistas SP y OPS.