Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Nisman temía que Gils Carbó lo echara

A un año de la muerte del exfiscal, su secretaria en la causa AMIA declaró en la Justicia y contó que el hombre adelantó su vuelta de las vacaciones porque “tenía información” de que iban a removerlo.

Nisman temía que Gils Carbó lo echara

A un año de su muerte, hay indicios de que el fiscal Alberto Nisman adelantó su vuelta de Europa -el año pasado, donde había viajado con su hija mayor- porque “tenía información” de que la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, iba a echarlo de la Unidad Antierrorista UFI-AMIA. Así lo confirmó en la causa que investiga su muerte, la ex secretaria del fiscal Nisman, Soledad Castro, ante la jueza Fabiana Palmaghini.

Nisman suponía que Gils Carbó lo iba a remover antes de que él pudiera presentar su denuncia contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. “El tenía información que Gils Carbó retomaba sus funciones el 12 de enero y que a partir de esa fecha aumentaban las chances de ser removido porque consideraba que esa decisión no iba a ser delegada en otro”, declaró Castró según el testimonio al que accedió Clarín. 

Y si era removido, “no iba a poder presentar la denuncia” por encubrimiento contra los entonces presidenta y canciller Héctor Timerman, entre otros, quienes a su entender habían operado en favor de cinco iraníes acusados de ser los autores intelectuales del atentado contra la AMIA, que en 1994 dejó un saldo de 85 muertos.

En su testimonial Castro la secretaria letrada más cercana a Nisman- recordó que ya en diciembre Nisman le comentó a ella y al otro secretario letrado, Antao Cortéz, “su preocupación por la existencia de rumores sobre su remoción” de la unidad AMIA. Castro incluso declaró que Nisman “dudaba en irse de viaje con su hija”.

Luego de la muerte del exfiscal, Gils Carbó negó que hubiera pensado en removerlo de su cargo.

“Desconozco si la información era cierta pero era la información que él tenía y que nos compartía a nosotros”, advirtió Castro.