Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Nisman: Lagomarsino sostiene que no hay pruebas en su contra

Nisman: Lagomarsino sostiene que no hay pruebas en su contra

El técnico informático Diego Lagomarsino reiteró ayer que no tuvo relación con la muerte de Alberto Nisman y señaló que el fallecido fiscal "tomó la decisión de dispararse", al tiempo que subrayó que no hay "ningún tipo de pruebas" en su contra. "Mi opinión personal es que Nisman tomó la decisión de dispararse, lo que no sé es por qué", afirmó Lagomarsino, que también indicó que no está "preparado para ir preso".

En declaraciones a Radio Del Plata y al canal América, el ex empleado de Nisman sostuvo que tiene miedo de que ordenen su detención, pero "no por las pruebas", sino porque "hay mucha política" alrededor del caso. "Hasta ahora, a nivel legal, no hay ningún tipo de prueba que me ponga más allá del préstamo del arma. Condéneme por haber prestado un arma", subrayó.

Lagomarsino consideró: "Quieren juzgarme por algo que no tengo nada que ver. Están buscando algo como para decir ‘por esto lo imputo a Lagomarsino de tal cosa’. Creo que va a ser muy difícil de encontrar porque no tengo nada que ver". "Y si usaran algo de lo que no tiene que ver para hacer justicia, estarían cometiendo dos actos de injusticia: uno, acusarme de algo que no tengo nada que ver, más allá del préstamo del arma; y otra, que la muerte de Nisman no se va a esclarecer por eso", indicó. Al ser consultado sobre su vínculo con Nisman antes de su muerte, aseguró que "excedía la de un jefe, pero era menor a la de un amigo". El técnico informático, a la vez, resaltó que no es un "espía" y negó haber conocido al ex agente de inteligencia Antonio "Jaime" Stiuso, quien trabajó con Nisman en la investigación del atentado a la AMIA.

Un día antes de ir al Congreso para sostener su denuncia contra la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ex titular de la UFI AMIA apareció muerto en departamento de Puerto Madero el 18 de enero de 2015, con un disparo en la cabeza, que salió del arma que horas antes le había prestado Lagomarsino. La Justicia aún busca determinar si Nisman se suicidó o si se trató de un asesinato.