Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Nisman: Arroyo Salgado pide que la causa pase al fuero federal por homicidio

La querella que representa a las hijas del fiscal fallecido Alberto Nisman apeló ayer la decisión de la jueza Fabiana Palmaghini de pasar el caso por su muerte al fuero federal basado en el argumento de la violación de correspondencia en lugar de alentar la hipótesis del homicidio.
Fuentes judiciales indicaron a DyN que la presentación de la parte que encabeza la jueza Sandra Arroyo Salgado –madre de las hijas de Nisman– se hizo ante el juzgado, con el objetivo de que "quede claro" que el pase al fuero federal debía ser por los motivos que la querella había planteado. Es decir, bajo la sospecha de que Nisman fue asesinado y que fue una muerte vinculada con su condición de fiscal tras haber denunciado a la entonces presidenta Cristina Kirchner por encubrimiento en la causa AMIA.
Esta cuestión se sumará a la audiencia organizada para el 18 de marzo donde la Sala VI de la Cámara del Crimen debatirá todas las apelaciones y cuestiones impugnadas en el expediente. Ese día, los jueces Rodolfo Pociello Argerich, Marcelo Lucini y Mario Filozof tienen previsto escuchar a los querellantes que representan a las hijas y a la madre de Nisman, a la defensa del técnico informático Diego Lagomarsino y al fiscal de Cámara Ricardo Sáenz para que expongan los argumentos de sus apelaciones, realizadas por distintos motivos.
Por un lado, los abogados querellantes piden la derivación del caso al fuero federal, apoyados por el fiscal de Cámara. En cambio, el abogado Gabriel Palmeiro –defensor de Lagomarsino– solicitó que el tema siga instruyéndose en el fuero ordinario además de considerar "atípica, sorpresiva, apresurada y autocontradictoria" la resolución de la jueza.
A partir de allí, la Cámara del Crimen empezar a definir qué juez debe investigar la muerte del fiscal.