Neuquén: una crisis política en el gobierno puede golpear a Vaca Muerta

Hay diferencias fuertes entre el gobernador Gutiérrez, alineado con Macri, y su vicegobernador Figueroa, cercano al peronismo y los K. La lista del mandatario se impuso el fin de semana pasado en las internas del partido.

Una fuerte crisis política se desató en Neuquén entre el gobernador, Omar Gutiérrez, alineado institucionalmente con el presidente Mauricio Macri y su vicegobernador, Rolando Figueroa, quien no disimula su acercamiento con el peronismo y adhiere a los postulados del kirchnerismo, recordando los orígenes del Movimiento Popular Neuquino (MPN) que nació en la década de los 60 como parte del neoperonismo que surgio a finales de los 50 a partir del exilio del general Juan Domingo Perón.

El componente gasífero y petrolero es un factor determinante en la relación entre Provincia y Nación y la incidencia que tiene la producción y las inversiones de Vaca Muerta.

Esto se concretó el pasado domingo cuando la lista Azul que encabezó Gutiérrez se impuso ampliamente (62% contra 38%) en casi toda la provincia, incluyendo a la estratégica ciudad de Neuquén, la más importante de toda La Patagonia y donde hoy erige su poder Horacio Quiroga, principal referente de Cambiemos en la provincia aunque disgustado con el gobierno nacional por lo que considera un destrato permanente.

El candidato del MPN para la capital provincial será Mariano Gaido, actual ministro de Gutiérrez, quien ascendió a ese sitial luego de una extensa trayectoria partidaria que se originó durante el apogeo político de Sobisch, quien aún mantiene su resentimiento con Macri que se originó a raíz del abandono político del actual presidente después de la trágica muerte del docente Carlos Fuentealba y de la frustración presidencial de Sobisch, pese a haber sido su socio más importante.

Figueroa denunció que hubo un presunto fraude electoral y acusó a Gutiérrez de haber cometido ese fraude. Esta definición la tomó después de haber convocado a toda la dirigencia partidaria, unos 2000 miembros, que lo acompañó en esta disputa. El vicegobernador no ocultó su decisión de ir a la Justicia aunque ello demore un largo tiempo por los plazos judiciales que exceden los tiempos políticos.

Lo más grave es que la inestabilidad en la cúspide del Poder neuquino puede tener influencia sobre las inversiones en Vaca Muerta, donde las multinacionales petroleras esperan un clima tranquilo para sus negocios.

Precisamente hace unas semanas cerraron acuerdos con el gobierno nacional y el provincial (en sus niveles Ejecutivo y Judicial) y los gremios del sector para blindar a Vaca Muerta de conflictos provocados por elementos foráneos como Mapuches que reclaman tierras donde están los yacimientos, paros sindicales orquestados en otras jurisdicciones y hasta el accionar de los denominados Movimientos Sociales.

Sin embargo no le será fácil a Figueroa armar un esquema por fuera del MPN pese a sus intenciones de abrirse del partido en las elecciones para cargos provinciales el próximo año. Sus posibles aliados distan de estar cerca de sus pretensiones por estar demasiado alineado con el peronismo local, incluido el kirchnerismo de Oscar Parrilli, ex secretario general de Cristina Kirchner y director de la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) durante ese mismo gobierno.

Tampoco el dirigente piquetero Ramón Río Seco, actual diputado del Mercosur y también hombre de Parrilli y CFK, puede arrimarle una estructura importante por su enfrentamiento que mantiene con sectores importantes del PJ como el diputado provincial Javier Bertoldi o el diputado nacional Darío Martinez que preside Unidad Ciudadana en la Provincia.

Tampoco desde el espacio Cambiemos habrá apoyo a cualquier tentativa rupturista, pese a las apetencias de Horacio Quiroga, de enfrentar a Gutiérrez y de su disgusto con el gobierno nacional, especialmente el ministro del Interior Rogelio Frigerio. Quiroga cree que es ninguneado por el oficialismo por su acercamiento a Gutiérrez y ya mandó un mensaje por elevación al decir que será candidato a Gobernador o no será nada. El intendente de la Capital y principal referente del macrismo neuquino cree que en las cercanías del presidente se anida un proyecto de favorecer la candidatura a gobernador de Gutiérrez y a él mandarlo a una senaduría nacional como premio consuelo.  

Con este panorama y consciente de la gravedad de su medida, Figueroa dijo ayer: “Esta situación no tiene por qué afectar la gobernabilidad en la provincia, donde voy a seguir siendo vicegobernador hasta el 10 de diciembre de 2019 porque así lo eligió el pueblo en 2015, y algo hice para ser elegido vicegobernador y para que Omar Gutiérrez llegue al lugar que ocupa. Siempre respeté y voy a respetar la institucionalidad porque soy un hombre de la democracia .

Aunque no pudo evitar que luces amarillas se enciendan en el tablero petrolero y gasífero y en el preciso momento que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump anunciará apoyos de hasta u$s 20.000 millones para las empresas norteamericanas que se asienten en el mayor reservorio petrogasífero de la Argentina.

Tags relacionados

Más de Economía y Política