U$D

DOMINGO 16/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Mubarak: "Me iría ahora mismo, pero si me voy habrá caos"

Se lo dijo a la cadena ABC, mientras la prensa extranjera es blanco de los ataques de grupos pro-régimen. La marcha convocada para hoy bajo el lema “Día de la Despedida” será clave

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, sostuvo ayer que si renunciara ahora después de días de masivas protestas en las calles en su contra, el país podría caer en un caos y el grupo de oposición Hermanos Musulmanes, islamistas radicales, tomaría el control. Acosado por las protestas, el mandatario evocó una vez más así su política de infundir el miedo para poder sostenerse en el poder. Todo esto, a poco de que hoy tenga lugar una protesta clave, convocada por la oposición bajo el lema “Día de la Despedida”.
“Estoy harto. Después de 62 años en el servicio público, he tenido suficiente. Quiero irme”, afirmó Mubarak en una entrevista exclusiva con la veterana periodista de la cadena ABC Christiane Amanpour, concretada en el fuertemente custodiado palacio presidencial en El Cairo. “Si yo renuncio hoy, habrá caos”, agregó.
Mubarak culpó a los Hermanos Musulmanes, un partido político prohibido en Egipto pero la principal fuerza opositora, por la violencia que estalló anteayer durante manifestaciones en la plaza Tahrir en el centro de El Cairo y dijo que su gobierno no era responsable de esos hechos. Los manifestantes están culpando a partidarios de Mubarak por disparar contra la multitud e ir a la plaza con cuchillos y palos. Ayer, los ataques de los grupos pro-gobierno se recrudecieron, convirtiéndose los periodistas extranjeros en el principal blanco de agresiones.
El gobierno, a través de su hombre fuerte, el vicepresidente Omar Suleiman, ofreció ayer a la oposición sentarse a dialogar. Pero esa posibilidad fue rechazada “de manera absoluta” por los Hermanos Musulmanes.
“No encontramos ninguna utilidad a un diálogo con un régimen ilegítimo, infractor de la Constitución”, sostuvo la organización en un comunicado.
Hoy será un día clave. Tras diez días de protestas, la oposición ha convocado a otra gran marcha del millón, pero esta vez bajo el lema “Día de la Despedida”, una referencia clara a su pedido de que Mubarak renuncie inmediatamente.
Al ser consultado sobre cómo se sintió por los insultos proferidos por las personas que quieren que deje el poder, ayer Mubarak respondió a la ABC: “No me importa lo que la gente dice de mí. Ahora lo que me importa es mi país, me preocupa Egipto”.
Desde que las protestas comenzaron, Mubarak ha dado dos discursos televisados, pero no había sido visto en público.

Acoso a prensa extranjera

Matones del gobierno de Mubarak salieron ayer a la caza de periodistas extranjeros que sufrieron detenciones, agresiones y la confiscación de sus material informativo, en un intento por silenciar a los testigos de los graves ataques contra los manifestantes que exigen la renuncia del presidente egipcio.
El caso más grave conocido hasta el momento es el de un periodista griego del diario heleno Kathimerini, quien fue apuñalado en la pierna. Enviados de los diarios brasileños O Globo y O Estado fueron temporariamente detenidos.
La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, denunció ayer una “campaña persecutoria” contra la prensa en Egipto y llamó a liberar a todos los periodistas detenidos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés