Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Moyano tensa más la cuerda contra Macri para presionar por un freno a los despidos

El líder camionero se despachó con todo contra el Presidente, al que acusó de no entender de política. Peña le reclamó "mayor congruencia" al sindicalista

La decisión del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, de acompañar con el aval de su bloque la sanción del proyecto de ley antidespidos en la Cámara de Diputados sumó ayer un nuevo motivo para el entusiasmo del sindicalismo, luego de la impactante marcha del último viernes, que insiste en la exigencia de una rápida reacción del Gobierno para atender sus reclamos en defensa del empleo y el control de la creciente inflación. Hugo Moyano, el jefe de la CGT Azopardo, volvió ayer a encarnar la más fuerte presión de los gremios sobre el Ejecutivo al despacharse con una polémica descalificación del presidente Mauricio Macri, situación que marcó otra escalada en la disputa dialéctica que ambos protagonizaron en los último días.
Macri "entiende menos de política que yo de capar monos", dijo, impiadoso, el camionero. Y hasta le enrostró al jefe de Estado tener "algunos pelitos de gorila". Moyano remarcó que el mandatario "sabe menos que muchos de nosotros, pero creo que está mal asesorado o se lleva directamente por sus intuiciones", reprochó.
La durísima embestida del sindicalista provocó otro sacudón puertas adentro del Gobierno. Primero el propio Macri se preguntó si el camionero actúa por "ignorancia o mala fe" al desconocer las medidas dispuestas por su administración en beneficio de los trabajadores y lo sectores más vulnerables, y reiteró: "Acá hay un Gobierno que se compromete con el trabajo, con el buen trabajo y la gente sabe que se harán las obras y confía. Más crítico, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, profundizó la embestida contra el jefe cegetista y le advirtió a Moyano que es un "error" subestimar los conocimientos políticos del jefe de Estado. "Tienen que tener mayor congruencia", reclamó el funcionario al jefe sindical.
Pese a los fuertes cruces públicos, funcionarios del Gobierno buscaron informalmente alimentar los canales de diálogo con la dirigencia de las tres CGT, en la apuesta de avanzar en algún esquema alternativo destinado a garantizar la estabilidad del empleo y a la par evitarle a Macri el costo político de un eventual veto a la ley antidespidos. Diversos referentes gremiales admitieron la existencia de esos contactos, pero aseguraron que no existente aún ningún compromiso concreto que permita articular una instancia alternativa a la iniciativa que ya tiene media sanción del Senado.
"El Gobierno todavía está a tiempo de pegar un volantazo, pero no reacciona, sigue sin reconocer el problema", se quejó un dirigente. En ese sentido, otro gremialista recordó que desde la propia central sindical propusieron un par de semanas atrás la posibilidad de impulsar un decreto para fortalecer el rol arbitral del Ministerio de Trabajo ante situaciones de despidos, pero sostuvo que "hasta el momento no dieron ninguna señal de querer dialogar ese esquema u otra medida".
Incluso desde el moyanismo, y más allá de las críticas de su jefe contra Macri, aseguraron su "plena disposición al diálogo, a discutir otras alternativas", pero alertaron que si esos gestos no se producen "se avanzará con la ley en el conflicto y si el presidente la veta tendrá que hacerse cargo del costo político". Al respecto, en los principales sectores cegetistas coincidieron en reclamar al Gobierno que "reaccione", al advertir que si no hay respuestas en el corto plazo para contener el creciente malestar social "habrá cada vez más conflictos".