Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Moyano presiona con paros sorpresivos mientras negocia suba para camioneros

El sindicato anunció asambleas con cese de actividades en todas las ramas y amenaza con un paro general para el próximo jueves. Hay discusiones informales para apurar un acuerdo

Pablo Moyano: "queremos una compensación por el robo de Ganancias"

Pablo Moyano:

Hugo Moyano decidió acelerar la ofensiva para destrabar el aumento salarial de los choferes de camiones e intentar compensar parte de los descuentos por la aplicación del impuesto a las Ganancias. Así, tras el fracaso de las negociaciones de ayer con las empresas bajo la intervención de las autoridades del Ministerio de Trabajo, ordenó profundizar desde la medianoche el plan de lucha dispuesto por el Sindicato de Camioneros, con asambleas rotativas y sorpresivas en las diversas ramas de la actividad, medidas que en la práctica paralizarán el funcionamiento de sectores clave como el transporte de caudales, la recolección de residuos y los servicios de logística y distribución de alimentos.

La amenaza del líder sindical contempla culminar ese esquema con una huelga de toda la actividad el jueves y viernes de la próxima semana, aunque fuentes del sector y referentes del moyanismo se mostraron anoche optimistas sobre la posibilidad de llegar a un entendimiento en la paritaria antes de que se concrete esa medida de fuerza. "Hay algunos avances, creemos se puede resolver rápido si se solucionan algunas diferencias", confiaron cerca del sindicalista. A su vez, voceros empresarios anticiparon que entre hoy y mañana mantendrán conversaciones informales con representantes del gremio para tratar de acercar posiciones y sellar un acuerdo que evite la profundización de las protestas en la actividad.

Hasta ahora las diferencias en torno al aumento salarial están planteadas entre el reclamo gremial de una suba de 42% y el último ofrecimiento empresario de una mejora de 30,5% en tres tramos. Esa brecha podría recortarse en la negociación informal en los próximos días, pero las dificultades mayores se vinculan a la negativa empresaria a discutir el pago de una bonificación salarial destinada a compensar los descuentos en Ganancias. "Se descarta asumir el pago de un bono o compensación en relación al efecto económico de ningún tipo de impuesto", indicaron la autoridades de la Federación Argentina de Entidades Empresarias de Autotransporte de Cargas (Fadeeac), al término de la reunión paritaria realizada en la sede de la cartera laboral en la Avenida Callao al 100.

Como ocurrió la semana pasada, una multitudinaria movilización de choferes acompañó desde la calle las negociaciones. Al finalizar el encuentro, Pablo Moyano, número dos del gremio, pronunció un duro discurso ante los manifestantes, y anunció el inicio desde hoy del plan de lucha con cese de actividades sorpresivos por cuatro horas en todas las ramas del sector. En tanto, el gremio aguardará el fin de la conciliación obligatoria el próximo miércoles para disponer un paro general en toda la actividad si previamente no se destraba la discusión salarial.