Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Moyano mete presión con su paritaria y exige suba de 42% para Camioneros

La discusión arrancará el miércoles en Trabajo. Las empresas se sorprendieron por el nivel del pedido y alertan que es "imposible" por las dificultades del sector

La semana próxima Moyano iniciará la negociación salarial de su gremio en el Ministerio de Trabajo

La semana próxima Moyano iniciará la negociación salarial de su gremio en el Ministerio de Trabajo

Mientras profundiza sus diferencias con la administración de Mauricio Macri, Hugo Moyano decidió jugar fuerte en el arranque de las paritarias de su propio gremio y, por encima de todos los acuerdos salariales sellados en el primer tramo del año, reclamó a las empresas del transporte de cargas un incremento de 42% en los sueldos de los choferes de la actividad. El planteo salarial del titular de la CGT Azopardo fue oficializado la semana pasada mediante una nota que el Sindicato de Camioneros envió a las autoridades de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

Tras el pedido formal del gremio, la entidad empresaria solicitó al Ministerio de Trabajo la apertura de las negociaciones paritarias, cuya primer audiencia tendrá lugar el próximo miércoles, según confiaron fuentes del sector a este diario.

La magnitud de la recomposición salarial reclamada por Moyano sorprendió a las empresas transportistas, en medio de las crecientes dificultades que atraviesa el sector debido a la caída de la actividad y el significativo aumento de costos, especialmente por el impacto de la suba de combustibles. "Es una locura plantear un 42% de aumento, imposible. La actividad atraviesa una situación muy, muy difícil, está muy golpeada", advirtieron voceros del sector empresario.

Incluso, desde la cúpula de la Fadeeac alertaron semanas atrás que los sucesivos aumentos de los combustibles autorizados por el Gobierno durante los primeros cuatro meses del año representaron para el sector incrementos de sus costos de hasta el 30%.

La pretensión salarial oficializada por Camioneros supera con amplitud a totalidad de los acuerdos paritarios cerrados en lo que va de 2016, que en los convenios anuales promediaron incrementos escalonados de entre 30% y 38% mientras en los casos de pactos semestrales las subas se ubicaron entre el 20% y 25%.

Desde el sindicato que comanda Moyano justificaron el pedido en el impacto de los aumentos de precios y la suba de las tarifas de los servicios públicos y el transporte sobre los sueldos de los trabajadores. "No queremos seguir perdiendo poder adquisitivo", justificaron en el gremio a la vez que ratificaron su desconfianza acerca de la promesa del Gobierno de que la inflación se reducirá drásticamente en el segundo semestre del año.

Con un piso salarial de $ 14 mil para la categoría más baja de la actividad (peón-ayudante) el aumento solicitado por el sindicato llevaría ese sueldo a $ 20 mil. En tanto, si se considera el sueldo promedio del sector, actualmente en torno a los $ 23 mil, la recomposición lo llevaría a una cifra cercana a $ 32.500, con lo que la mayoría de los choferes quedaría alcanzado por el impuesto a las Ganancias, situación que profundiza la pre sión de Moyano por acelerar los tiempos para la reforma del polémico tributo.