Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Moyano, Caló, Barrionuevo y la CGT unificada: “Día histórico” y advertencias al Gobierno

La central unificada estará conducida por un triunvirato integrado por Schmid, Acuña y Daer. Hubo pases de factura para los sindicalistas que faltaron al acto. “El único compromiso que tenemos es que los reclamos de los trabajadores sean de una vez por todas escuchados”, afirmó Moyano.

Moyano, Caló, Barrionuevo y la CGT unificada: “Día histórico” y advertencias al Gobierno

Copado por los que se van más que por los que llegan, la CGT unificada tuvo hoy su firma y primer congreso, al que algunos gremialistas pegaron el faltazo –y fueron duramente señalados por eso- y en el que no faltaron las advertencias al Gobierno en un día que los popes sindicales calificaron como “histórico”.

Tras cuatro años desde el rompimiento entre la CGT que fue oficialista con el Gobierno de Cristina Kirchner bajo la conducción del metalúrgico Antonio Caló y la entonces opositora del camionero Hugo Moyano más la Celeste y Blanca del gastronómico Luis Barrionuevo, la nueva central unificada estará conducida por un triunvirato integrado por Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer.

Al final del acto y con clima festivo, Barrinuevo prometió: “Vamos a estar a la altura de las circunstancias”. “Nos esperan momentos difíciles, nos va a hacer más difícil sostener a través de la democracia a este gobierno”, agregó.

Tanto él como Caló y Moyano hablaron de “un día histórico”. Los dos últimos, además, relativizaron las diferencias que mantuvieron en estos cuatro años de divorcio sindical: “Jamás estuve peleado en lo personal ni con Hugo ni con Barrionuevo. La diferencia que tengo con Moyano es que soy de San Lorenzo y él es de Independiente”. “Siempre somos más los del rojo –bromeó más tarde el camionero-, porque Luis también es de Independiente”.

“Este acto va a quedar en la historia”, evaluó Caló, quien celebró “haber logrado esta tan anhelada unidad”. “La unidad por sobre toda las cosas. Tenemos que defenderla entre todos y los compañeros que no quisieron participar hoy, creo que se han equivocado”, acusó.

El metalúrgico también le pasó un mensaje al Gobierno, en particular con respecto a la apertura comercial. “No podemos competir con China”, dijo, y argumentó que allí hay una economía centralizada y no pagan impuestos ni los trabajadores ni los empresarios, a diferencia de lo que ocurre en la Argentina; y avisó: “Vamos a defender el plato de comida de los trabajadores argentinos”.

Moyano también habló de “un día muy especial” y le pasó factura a los que faltaron y a los que, como el bancario Sergio Palazzo se fueron del cónclave. “Lamentablemente se retiraron, pero es un acto absolutamente democrático. Si hubieran explicado que no estaban de acuerdo, los habríamos escuchado y habrían presentado una lista para confrontar democráticamente. Si hubiesen practicado la democracia, habrían estado acá presentes”, lamentó.

El camionero dijo que el congreso deja “una conducción que en el futuro conduzca los destinos del movimiento obrero organizado”. Y cerró: “Que los reclamos de los trabajadores sean de una vez por todas escuchados. Este es el compromiso que asumimos, el único compromiso que tenemos”.