Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Motín de presos por salidas transitorias y los límites a excarcelaciones

Motín de presos por salidas transitorias y los límites a excarcelaciones

Presos alojados en el penal de Villa Devoto, en la Ciudad de Buenos Aires, y otras cárceles federales iniciaron ayer una huelga de hambre en protesta por un proyecto de ley que modifica el régimen de salidas transitorias. Además de la medida de reclamo, los internos realizaban batucadas para oponerse a la reforma de la Ley 24.660 que impulsa el Gobierno tras las repercusiones del crimen de la joven entrerriana Micaela García, ocurrido en la ciudad de Gualeguay. Ocurre que el hombre que confesó el crimen, Sebastián Wagner, había sido beneficiado con ese régimen y salió en forma anticipada de la cárcel en la que cumplía condena por dos violaciones.

En Devoto, las protestas eran protagonizadas por internos alojados en los pabellones 5 y 6, indicaron fuentes del Servicio Penitenciario Federal (SPF). En la cárcel porteña comenzaron las protestas ayer con la quema de ropas de cama y batucadas.

El proyecto busca modificar la Ley 24.660 de ejecución de la pena privativa de la libertad y, entre sus principales puntos, agrega más delitos al artículo en el que se establece en qué casos el detenido no puede acceder al beneficio de la libertad anticipada. Entre los que agrega el texto, están todos los delitos contra la integridad sexual seguida de muerte previstos en el Código Penal (actualmente hay una sola figura de este tipo de crímenes en la ley), así como el homicidio simple, que hasta el momento no estaba contemplado.

Otra protesta similar, pero en ese caso contra un decreto del Gobierno de Santa Fe que endureció requisitos para las salidas transitorias de los presos, era protagonizada por presos de la Cárcel de Coronda. La medida de fuerza comenzó el 12 de abril e implica la no asistencia de los internos a los talleres, así como las tareas de limpieza y de cocina. Lilian Echegoy, de la Coordinadora de Trabajo Carcelario (CTC), advirtió que "se ha generado una situación muy difícil con las visitas, porque hay como una extensión de la pena hacia las visitas, que no tienen nada que ver con el delito que han cometido los presos".