Moratoria AFIP: dos empresas pudieron ingresar a pesar de no ser pymes

Dos juzgados de primera instancia hicieron lugar a los pedidos de las firmas Marítima Maruba y Electroingeniería de ingresar al plan de regularización de obligaciones tributarias a pesar de no poseer certificado mipyme. Qué dicen el fallos.

Sin ser pymes, dos compañías consiguieron aval judicial para ingresar a la moratoria impositiva que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) preparó para micros, pequeñas y medianas empresas que tengan el certificado vigente.

Se trata de las firmas Marítima Maruba y Electroingeniería, aquella firma cordobesa salpicada por los escándalos de corrupción narrados en los cuadernos de las coimas.

La primera en conseguirlo fue Marítima Maruba, a través de una medida cautelar del Juzgado Contencioso Administrativo Federal número 7 que le permitió ingresar al plan de pagos que el Fisco habilitó para las pymes que posean deudas tributarias. 

El juzgado aprobó la solicitud de la firma, que alegó tener una deuda de $ 1075 millones, de los cuales $ 855,7 millones son en concepto de capital adeudado; $ 122,7 millones en carácter de intereses resarcitorios y $ 127,4 en concepto de intereses punitorios. Además, posee acreencias adicionales de intereses financieros por $ 477,9 millones.

La empresa señaló que "pese a encontrarse en un estado de dificultad económica severa, como consecuencia de la coyuntura económica del país, no puede gozar de los beneficios dispuestos en el Régimen de Regularización", según indica el fallo en uno de sus pasajes.

Y agrega: "El otorgamiento de la medidacaute lar pretendida evitaría que la empresa y sus empleados sufran un perjuicio económico innecesario como consecuencia de una violación a los principios de razonabilidad, debido proceso e igualdad que alega."

Finalmente, el juzgado hizo lugar al pedido de la empresa y ordenó a la AFIP habilitar los "sistemas informáticos de su página web" y tomar "las medidas que sean necesarias para que la empresa pueda incluir sus deudas y/o refinanciar los planes de pago vigentes y/o caducos de obligaciones tributarias, aduaneras y de la seguridad social".

No obstante, al ser un fallo de primera instancia, la medida no activa automáticamente eventuales reclamos de otras empresas no pyme que quieran acogerse a la moratoria, sino que deberán hacer el reclamo por su cuenta. Con la feria judicial y el plazo de inscripción hasta fin de mes, tributaristas consideran "muy poco probable" que la Corte Suprema de Justicia pueda adoptar una postura.

 

 

El caso de Electroingeniería

Electroingeniería realizó un pedido similar y el Juzgado Federal de Córdoba número 1 le concedió la medida cautelar para que se acoja al plan de facilidades de pagos.

El fallo indica que la empresa cordobesa "entiende que resulta irrazonable y arbitrario que se le impida ingresar en el régimen de excepción que facilita la regularización de deudas y concede beneficios, en virtud de parámetros económicos que impugna por irrazonables y discriminatorios".

Además, Electroingeniería advierte que sin el acceso a la moratoria terminaría en un "quebranto terminal" al acumular deudas tributarias y de seguridad social por $ 2819,2 millones vencidas hasta el 30 de noviembre del año pasado y actualizadas al 31 de marzo de este año.

Ante estos argumentos, el juzgado hizo lugar y aclaró que el acogimiento a la normativa deberá contemplar la posibilidad de acogimiento de manera de estar alcanzado por el porcentaje del pago a cuenta y la cantidad máxima de cuotas y el mes de vencimiento de la primera de ellas".

 

Las empresas pueden acceder hasta el 30 de junio a la moratoria para refinanciar deuda impositiva vencida al 30 de noviembre de 2019. 

 
Las claves de la Moratoria
  • Será posible acceder hasta el 30 de junio
  • Hasta 120 cuotas para las obligaciones tributarias y aduaneras (hasta 60 cuotas para aportes y retenciones).
  • Condonación parcial de intereses y total de multas.
  • Tasa del 3% mensual fija por un año y a partir de ese momento, una tasa variable.
  • Permite utilizar todas las devoluciones aprobadas y pendientes de pago que un contribuyente tenga a favor en AFIP para restarlo de la deuda.
  • Permite reformular todos los planes de facilidades de pagos vigentes o caducos en una sola cuota (los beneficios para los contribuyentes serán menores que el resto de las empresas).
  • Se puede incluir deuda vencida hasta el 30 de noviembre de 2019.
  • Levantamiento de embargos y suspensión de la acción penal.
  • Es necesario contar con el Certificado Mipyme que otorga el Ministerio de Desarrollo Productivo. Se puede obtener hasta el 30 de junio.

 

Tags relacionados