Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Mini Davos regional: cuál es la situación de las provinciaspara recibir inversiones

A pocos días del evento organizado por el Gobierno y que reunió a cientos de empresarios, algunos inversores pretenden desembarcar en el interior del país. Cuál es la realidad de cada región.

Mini Davos regional: cuál es la situación de las provinciaspara recibir inversiones

La economía comienza a ostras signos de recuperación, pero en las provincias el efecto parece tardar un poco más. Algunos sectores aún no se logran recuperar de la caída del 2015, pero algunos inversores también se fijan en ese mercado y no lo descartan de sus agendas.

“En general, la mayoría de las economías regionales ha seguido el ritmo nacional. Fuerte crecimiento de la masa salarial (neta de inflación) hasta 2011, y luego con aumentos leves, y con importante disminución en el inicio de este año”, sostiene el economista Jorge Day de Fundación mediterránea.

La región patagónica fue la que presentó mejor desempeño. La brecha con el salario promedio nacional se amplió. Por ejemplo, el de Santa Cruz era un 45% superior al nacional hace doce años, y luego esa brecha se duplicó. “Obviamente, impactó en dicho periodo los altos precios internacionales del petróleo. Algo similar, en un intervalo más corto y con menor magnitud, se vio en San Juan, por el impacto oro”, explica el economista.

En la Ciudad de Buenos Aires la actividad perdió fuerza posiblemente por la reducción del volumen de los servicios financieros, post corralito. Por su parte, La Rioja fue una de las provincias con peor desempeño, afectada entre otros factores por los problemas de la promoción industrial y por los bajos precios internacionales del aceite de oliva.

“En ese contexto, las perspectivas es que algunas tendencias pueden revertirse. El actual bajo precio del petróleo impactaría negativamente sobre las regiones patagónicas, algunas de las cuales con serios problemas en las finanzas de sus gobiernos provinciales. Por otro lado, la posibilidad de mayor ingreso de capitales financieros puede jugar más a favorecer a la jurisdicción más financiera, la Ciudad de Buenos Aires”, explica el informe de Fundación Mediterránea.

Los economistas indican que las empresas que buscan vender dentro de las provincias, verán una población con salarios relativamente altos en dólares. Por el contrario, Day alerta que las empresas que se instalan en provincias con la intención de exportar, su situación seguirá complicada mientras continúen altos los costos.

“En la agricultura, la devaluación y la quita de retenciones ayudaron, pero está lejos de lo visto en años anteriores. Estas economías regionales continúan en problemas”, explicó.